Nov 21

Sintiendo la guía

¿Cómo sabes qué es de Dios y qué es tu impulso? La verdad es que es difícil distinguirlo, pero básicamente los impulsos persiguen deseos propios y los deseos de Dios actúan en beneficio de otros.

Creo que hay que poner mucha atención y actuar de inmediato a aquello que Dios te está llamando a hacer. Esto a su vez crea una práctica y ejercita tu sensibilidad a saber cuándo Dios te impulsa y cuándo son tus emociones.

Por lo general cuando actúas por tus propios intereses o impulsos, no tienes frutos duraderos, son sólo acciones casuales y aunque pueden ser de impacto, son muy efímeros.

En cambio, cuando haces algo motivado por Dios es trascendental, impacta vidas y tiene fruto eterno.

Otra característica de hacer algo impulsado por Dios es que te da valor de enfrentar cualquier situación o a cualquier persona; algo que quizás no lo harías por tus propias fuerzas.

¿Sientes la guía de Dios?
¿Identificas la guía de Dios?
¿Estás dispuesto a asumir los riesgos?

About The Author

Nací en Posadas, Misiones, Argentina en 1977. Estudié diferentes cosas entre esas arte y teología. Vivo en Ecuador desde 1999 sirviendo a Dios, trabajando con niños y jóvenes. He pasado por muchas circunstancias buenas y malas, que me permitieron conocer a Dios de un modo personal e íntimo. Puedo compartir de aquello que Dios ha puesto en su Palabra y en mi corazón, pero por sobre todo lo que me ha dejado ver de su gloria. No es tan simple entender lo que pasa en la vida, ni tan simple explicarlo, pero quiero que juntos podamos ponerlo de un modo sencillo. Disfruta esto tanto como yo lo hice.