Cayó el muro

Play episode
Hosted by

“Porque Cristo es nuestra paz, que de ambos pueblos hizo uno, derribando la pared intermedia de separación.” Efesios 2:14

Un amigo alemán relató su experiencia en Berlín cuando el famoso muro que dividía la Alemania Oriental del occidente aún estaba en pie. A escasos trescientos metros se levantaba desafiante aquella pared divisoria que proclamaba al mundo entero vestigios de ideologías en decadencia que marginaban a un mismo pueblo. Pensar en atravesarlo, correr hacia el otro lado y abrazar a sus hermanos de raza sería una total locura, ya que no tendría otro final que la muerte misma bajo las balas de los soldados que custodiaban la frontera. El único consuelo era observar de lejos, quizás saludarlos con la mano, suspirar y añorar que algún día ese muro cayera y llegara el momento de fundirse en un abrazo con sus congéneres. ¡Aquel día llegó! Sí, el año 1989 fue testigo de uno de los acontecimientos geopolíticos más grandes de la historia y desde entonces ya no son dos, sino una sola y unida Alemania.
Dios dice que otro muro dividía a la raza caída de Adán. Es un muro imposible de cruzar a no ser bajo el precio de la misma muerte. Pero ese muro fue también derribado y hoy hay libre acceso de ambos lados. ¿Sabes cuál es? Lee conmigo Isaías 59:2: Pero vuestras iniquidades han hecho división entre vosotros y vuestro Dios, y vuestros pecados han hecho ocultar de vosotros su rostro para no oír. Sí. Es el muro del pecado del hombre que le impedía llegar a las justas demandas de la santidad divina. ¡Gloria a Dios que fue derribado! ¿Cuándo? Hace dos mil años en una cruz. ¿Por quién? Por Dios mismo que tomó la iniciativa y visitó nuestro mundo en la persona de Jesús. Desde aquel entonces hemos sido hechos cercanos a Dios por un camino nuevo asfaltado con la misma sangre de Jesucristo. Dice también el profeta Jeremías 30:21: …le haré llegar cerca, y él se acercará a mí; porque ¿quién es aquel que se atreve a acercarse a mí?
Cristo se atrevió, abrió el acceso, pasó y lo dejó abierto. Hoy invita, del otro lado, a acercarse a Dios a todo aquel que cree. Y tú… ¿ya cruzaste?

Pensamiento del día: El evangelio es la invitación de Dios para acercarse al hombre.

More from this show

Una Pausa en tu Vida
Episode 37