+593 2-247-5563 contacto@labibliadice.org
Arriba

Copiar y pegar

Esta frase se ha hecho popular desde que tuvimos acceso a un ordenador de datos o computador: “Copiar y pegar”.

Para los que saben comandar desde su teclado sin usar el mouse: “ctrl C” y “ctrl V” Familiar, ¿verdad? Si estás escribiendo un texto en el programa “Word”, sabes perfectamente que, desde el momento que tú copias un extracto de otro texto que posee diferente tamaño, forma y color de letra que el que tú estabas usando en tu texto original, y lo copias como agregado en tu texto, todo lo que continúes escribiendo a continuación responderá a ese nuevo tipo de fuente.

Todo el texto anterior al pegado puede ser modificado y agregado con el tipo de letra que tú habías escogido pero todo lo que escribas a continuación de lo recién pegado responderá al nuevo formato. La única manera de unificar todo el texto es seleccionando el texto pegado y realizando un cambio que lo asemeje al tipo de letra inicial. Bueno, no es mi intención darte una clase de programas porque no sería el indicado para hacerlo.

Pero se me ocurría que la historia del ser humano en esta tierra se asemeja mucho a lo que acabamos de exponer. Hubo un momento en la historia en que alguien copió y pegó en nuestra misma esencia una fuente diferente, corrompida, imperfecta y maligna.

Esa fuente se llama naturaleza pecaminosa y existe en el texto de vida de todo ser humano desde que nace. Es por eso que todo lo que haga de ahí en adelante conlleve el estigma del pecado que es el ícono del fracaso humano. Sí. Cada renglón que escribas en tu vida está condenado a pecar.

La solución está fuera de nuestro alcance. Dios, sabiendo esto de antemano, se encargó de seleccionar nuestra historia y restaurarnos al diseño original que Él tuvo en mente al crearnos.

Es la única manera de vivir, de ahí en adelante, vidas plenas que agraden a Dios. En la computadora fue antes del pegado, en tu vida y la mía antes del pecado.

No intentes más. Son esfuerzos inútiles. Tan inútil como pretender escribir con mi propio estilo de letra en un texto ajeno. Con Dios es nuevo comienzo. Con Él es: “ctrl Z”. Compruébalo tú mismo.

Pensamiento del día:

Todo lo que hagas después de nacer está condenado al fracaso. Necesitas nacer de nuevo.

Pablo Martini