¿Qué es la Meditación Trascendental? ¿Es una religión?

Presentado por
David Logacho

Ingeniero en Electrónica y Telecomunicaciones, trabajó por años para la NASA, decidió abandonar su carrera profesional para prepararse para servir al Señor en un Instituto Bíblico en Argentina. Dirigió el Ministerio La Biblia Dice... durante más de 2 décadas hasta su retiro en 2015.

La Biblia Dice · Consultorio Bíblico LBD Octubre 2020 – 5 minutos

Meditación Trascendental se nutre y tiene sus raíces en la religión llamada hinduismo. La forma de difundir sus enseñanzas explica el rápido crecimiento de Meditación Trascendental. Dicen cosas como: ¿Le gustaría mejorar su salud, tener mejor imagen de Usted mismo, ser más productivo, más inteligente y creativo, y todo esto sin verse afectado por presiones ni tensiones? ¿A quién no le va a gustar todo esto? Con mensajes como estos atrapan la atención de cualquier cantidad de gente. Afirman que todo esto se puede lograr dentro de cualquier sistema religioso o no religioso, puesto que sus propulsores se esfuerzan sobremanera para vender la idea que Meditación Trascendental no tiene carácter religioso, lo cual es desmentido por las mismas prácticas de Meditación Trascendental, por ejemplo, cuando se realiza la ceremonia de iniciación, el instructor de Meditación Trascendental lee en sánscrito lo que se llama el Puja.

Puja es un ritual religioso realizado en una amplia variedad de ocasiones para presentar respeto a una o más deidades dentro del hinduismo. Pero aquellos que tenemos temor de Dios y nos guiamos por lo que dice Su palabra, debemos tomar conciencia que si un creyente desea vivir un estilo de vida con significado y desea tener una seguridad en cuanto a su futuro, no es necesario echar mano de la Meditación Trascendental.

Lo que hace falta es comenzar por experimentar el nuevo nacimiento, que resulta de recibir a Cristo como Salvador. Luego es necesario vivir un estilo de vida caracterizado por una plena comunión con Cristo. ¿Quiere una vida con significado? Mire lo que dice Juan 10:10 “El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia” Jesucristo no ofrece vida abundante solamente después de la muerte. Jesucristo ofrece vida abundante desde el mismo momento que la persona le recibe como Salvador personal. ¿Quiere una vida de paz? Mire lo que dice Juan 14:27 “La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo” No pierda su tiempo y su santidad buscando paz en otras fuentes que no sean Cristo Jesús. Para qué va a buscar agua en cisternas rotas cuando puede encontrar agua fresca y cristalina en la fuente de agua de vida que es Cristo Jesús. ¿Quiere una vida de gozo? Mire lo que dice Juan 15:11 “Estas cosas os he hablado, para que mi gozo esté en vosotros, y vuestro gozo sea cumplido.” Si tiene a Cristo en su corazón está en capacidad de irradiar todo el gozo que quiera, independientemente de las circunstancias que viva.

¿Quiere sentir descanso, sentirse relajado, tranquilo, quiere liberarse de las tensiones, las frustraciones de la vida? Mire lo que dice Mateo 11:28-30 “Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar. Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas; porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga.” No hace falta recurrir a Meditación Trascendental para hallar satisfacción, paz, gozo, y descanso. Esto y mucho más lo da Cristo a todo aquel que quiera.

Más de este programa

Programa 1132