¿Existe un bautismo que pueda salvar?

Presentado por
David Logacho

Ingeniero en Electrónica y Telecomunicaciones, trabajó por años para la NASA, decidió abandonar su carrera profesional para prepararse para servir al Señor en un Instituto Bíblico en Argentina. Dirigió el Ministerio La Biblia Dice... durante más de 2 décadas hasta su retiro en 2015.

En 1 de Pedro 3:20 y 21 se habla de Noé y el diluvio y se dice que el bautismo que corresponde a eso nos salva. ¿Existe un bautismo que pueda salvar? ¿Acaso la salvación no es por gracia por medio de la fe mas no por el bautismo? Por favor acláreme este asunto.

Con mucho gusto. Vamos a dar lectura al pasaje bíblico que se encuentra en 1 Pedro 3:18-21. Dice así: “Porque también Cristo padeció una sola vez por los pecados, el justo por los injustos, para llevarnos a Dios, siendo a la verdad muerto en la carne, pero vivificado en espíritu; en el cual también fue y predicó a los espíritus encarcelados, los que en otro tiempo desobedecieron, cuando una vez esperaba la paciencia de Dios en los días de Noé, mientras se preparaba el arca, en la cual pocas personas, es decir, ocho, fueron salvadas por agua. El bautismo que corresponde a esto ahora nos salva (no quitando las inmundicias de la carne, sino como la aspiración de una buena conciencia hacia Dios) por la resurrección de Jesucristo” El limitado tiempo que disponemos para responder las consulta no permite explicar en detalle el significado de todo este pasaje bíblico, pero permítame señalar algunos elementos que nos van a servir para responder a lo medular de su consulta.

Primero, Cristo padeció una sola vez por los pecados. Su padecimiento se relata en todos los evangelios del Nuevo Testamento. Tiene que ver con su pasión y muerte en la cruz. Literalmente el justo Jesús, murió por los injustos, todos nosotros pecadores por naturaleza. De esta manera, se abrió el camino para que los pecadores que reciban a Cristo como Salvador puedan ser llevados a Dios.

Segundo, Cristo resucitó. El hecho que Jesús resucitó de entre los muertos al tercer día, es prueba de que el Padre aceptó ese sacrificio por el pecado del hombre.

Tercero, en los días de Noé, solamente ocho personas fueron salvadas por agua, en el arca. Cuarto, el bautismo que de alguna manera tiene relación con la historia de Noé, el arca y el diluvio, nos salva. ¿Cuál es la relación? Pues, bautizar significa sumergir o introducir. La salvación de un creyente, en un sentido figurado es como sumergirse o introducirse en la persona de Cristo para librarse del juicio de Dios por el pecado, dee la misma manera como las ocho personas se sumergieron en el arca de Noé para librarse del juicio de Dios por el pecado. Muy bien. Es necesario señalar también que el texto no está diciendo que existe algún bautismo que salva. La Biblia es clara al mostrar que la salvación no es por el bautismo sino por gracia por medio de la fe. Lo que Pedro está diciendo es que el episodio de Noé, el arca y el diluvio es un tipo o una ilustración de la salvación que los creyentes tenemos en Cristo.

En esencia, el hecho que ocho personas que estaban dentro del arca se mantuvieron a salvo del juicio que Dios derramó mediante el diluvio, es análogo a la experiencia de todo creyente que estando dentro de Cristo, el arca de la salvación,  es librado del juicio de Dios por el pecado, y de esa manera obtiene la salvación eterna de su alma y logra el regalo inmerecido de estar eternamente en el cielo una vez que muera físicamente. Este es el bautismo que corresponde a la experiencia de Noé con el arca y el diluvio.

Más de este programa

Programa 1138