¿Cómo puedo saber que estoy en el ministerio correcto?

Presentado por
David Logacho

Ingeniero en Electrónica y Telecomunicaciones, trabajó por años para la NASA, decidió abandonar su carrera profesional para prepararse para servir al Señor en un Instituto Bíblico en Argentina. Dirigió el Ministerio La Biblia Dice... durante más de 2 décadas hasta su retiro en 2015.

Gracias por su consulta. Para aquellos que no están seguros de lo que significa un ministerio, simplemente denota un área específica de servicio cristiano, bien sea dentro de una iglesia local, o fuera de ella, como por ejemplo en una agencia misionera, un seminario bíblico, un hospital cristiano. La pregunta que deberíamos hacernos sería, por tanto: ¿Cómo puedo saber que estoy en el área de servicio cristiano correcto? ¿Qué debo tomar en cuenta para saberlo? Son algunas cosas las que se debe tomar en cuenta.

En primer lugar, se necesita tener un claro discernimiento de los dones espirituales que uno posee. Un don espiritual es una capacidad dada por Dios, mediante el Espíritu Santo, para poder servir en su obra. Los dones espirituales son dados a los creyentes el momento que llegan a ser creyentes. El Nuevo Testamento habla de al menos dieciocho dones espirituales. Es deber de cada creyente determinar cuál o cuáles de esos dieciocho dones ha recibido.

En segundo lugar, es necesario tener un claro discernimiento de las habilidades que se requieren para desempeñarse en determinada área de servicio cristiano. Por ejemplo, si el área de servicio cristiano es la enseñanza de la Biblia, bien sea en la iglesia local, o en un seminario bíblico, o en la radio, es de esperarse que quien realice esta labor tenga el don de la enseñanza. Si el área de servicio cristiano es la consejería cristiana, es de esperarse que quien realiza esta labor tenga el don de exhortación, o el don de sabiduría, o el don de misericordia. Así por el estilo.

En tercer lugar, es necesario evaluar los resultados en esa área de servicio. Cuando alguien está en un área de servicio cristiano que tiene afinidad con los dones espirituales que posee, normalmente debe ver fruto abundante de lo que se está haciendo. Supongamos que alguien con el don de evangelista está en un área de servicio cristiano que tiene que ver con evangelismo. El número de personas que hacen profesión por Cristo debería ser elevado, porque está en acción un poder sobrenatural, mediante el don espiritual de evangelismo. Si no existen resultados en determinada área de servicio, es posible que aquel que está sirviendo no tenga los dones espirituales que se requieren en esa área de servicio.

En cuarto lugar, es necesario evaluar como uno se siente en determinada área de servicio. Si estamos en el área de servicio correcta, utilizando los dones espirituales que Dios nos ha dado, es de esperarse que nos sintamos muy satisfechos, pero si no estamos en el área de servicio correcta, porque tenemos dones espirituales distintos a los que se necesita en esa específica área de servicio, entonces siempre estaremos frustrados, desanimados y con esa sensación de que no estamos en el lugar donde Dios nos quiere. En quinto y último lugar, es necesario buscar el consejo de hermanos maduros en la fe que honestamente evalúen nuestro desempeño en el área de servicio cristiano en el que estamos.

Estas son las cosas que deberíamos tomar en cuenta para determinar si estamos en el ministerio correcto o en el área de servicio cristiano correcta.

Más de este programa

Programa 1101