Quizás en algún momento te alegraste de que algo que tenían pensado hacer contra ti se frustró y tal vez le atribuiste a la suerte o buena fortuna pero en realidad fue Dios. En lo personal es tan reconfortante saber y tener la confianza de que Dios interviene para defenderme de aquellos que quieren mi mal, no solamente humanos sino aun de seres celestes que intentan entorpecer mi vida.

Lamentablemente muchos creen que la suerte gobierna nuestro destino, que todo es una cuestión de azar y que si te toca bien y si no te las aguantas. Pero Dios tiene un plan perfecto y un propósito para todo, nada está al azar, todo está medido y calculado, y Él interviene en cada situación de amenaza; en el Antiguo Testamento dice: “el Ángel de Jehová acampa alrededor de ti.” Dios te cuida, te guía, te lleva a buen puerto y espanta a los que tratan de hacerte mal. Habla con Dios hoy mientras tomas un café y fija el rumbo de tu vida.

¿Has visto como Dios a protegido tu vida?
¿Dios se interpuso alguna vez en tu camino?
¿Este versículo te da seguridad?

Si te gustó comparte con tus amigos
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email