Al final de tus días alguien contará tu historia, tu epílogo será escrito, la gente te recordará según eso; ¿qué se dirá?. En cuanto al estilo de vida del impío, del que no respeta a Dios y hace lo que se le plazca sin temor de Dios ni de los demás, el que peca sin importar las consecuencias porque piensa que todo va bien y que nunca tuvo estorbos mientras a ti te daba celos su progreso; se dirá lo siguiente: “Dios le pagó según sus obras”. No creas que a Dios se le pasa por alto lo que ellos han hecho y cómo han vivido.

Quizás te de intriga cuál es el fin de ellos, bueno vas a tener que leer el contexto de este pasaje, los versículos anteriores, te animo que lo hagas, porque allí Dios te cuenta cuál es la herencia y la porción, cuál es la consecuencia del estilo de vida sin Dios. Te confieso que me da temor ya que no quiero que ese sea el epílogo de mi vida, que la gente me recuerde como que vivió desenfrenadamente y que Dios le pagó según sus obras. Quiero que me recuerden por ser alguien que vivió con temor y honrando a Dios. Así que perdón pero ahora me voy a tomar un café y conversar con Dios para ponerme bajo sus órdenes, puedes hacer lo mismo.

¿Qué se dice de ti?
¿Qué se dirá?
¿Vives de una manera que Dios alaba?

Si te gustó comparte con tus amigos
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email