Oramos, pero hacemos nuestra parte

Algunos confunden fe y confianza con dejadez; hay quienes se quedan sumidos en la depresión y dicen que no van a hacer nada para dejar que Dios obre y no tienen fuerzas para levantar un dedo, solamente están pintando de piedad a la grosera pereza que no les deja moverse.

Pero vivir por fe te lleva a la acción, no a hacer lo que Dios tiene que hacer sino a dar los pasos que son propios de la fe.

Ellos oraron pero también tomaron acción, hicieron lo que podían hacer, lo que no, se lo dejaron a Dios.

Si ves en la Biblia nunca habla de una fe aletargada que sólo se sienta en su mecedora; quizás estás pensando en: “Estad quietos y ved…” bueno déjame decirte que aun el hecho de quedarte quieto demanda un esfuerzo de tu parte, porque nuestra reacción humana es tratar de hacer algo, pero Dios dice confía en mí.

No confundas descansar en la voluntad de Dios con la apatía de que lo que venga me da igual.

La fe se ve en la obediencia a Dios, en confiar en su plan y seguir sus preceptos. Tómate un café con Dios y ora pero al mismo tiempo haz tu parte.

¿Oras por los desafíos que debes enfrentar?
¿Te pones en guardia y esperas firme lo que Dios va a hacer?
¿Oras o no?

Nací en Posadas, Misiones, Argentina en 1977. Estudié diferentes cosas entre esas arte y teología. Vivo en Ecuador desde 1999 sirviendo a Dios, trabajando con niños y jóvenes. He pasado por muchas circunstancias buenas y malas, que me permitieron conocer a Dios de un modo personal e íntimo. Puedo compartir de aquello que Dios ha puesto en su Palabra y en mi corazón, pero por sobre todo lo que me ha dejado ver de su gloria. No es tan simple entender lo que pasa en la vida, ni tan simple explicarlo, pero quiero que juntos podamos ponerlo de un modo sencillo. Disfruta esto tanto como yo lo hice.

Further reading

Y nos quejamos por 40 minutos

David Platt, en su libro radical tiene una frase: “con tanta hambre que no puede hablar”. El hambre espiritual te lleva a estar en silencio, callado...

Sintiendo la guía

¿Cómo sabes qué es de Dios y qué es tu impulso? La verdad es que es difícil distinguirlo, pero básicamente los impulsos persiguen deseos propios y...

Orden

Cuando comenzamos un ministerio o programa, realmente nos cuesta enfocarnos en el orden de prioridades. Tratamos de llenar los huecos, invertimos...

El tiempo te humilla

Si hay algo que he aprendido a lo largo de mi corta vida, es que el tiempo te humilla. Cuando dejas que Dios se haga cargo y soportas el tiempo de...

Oración justa

El Nuevo Testamento te enseña que debes encomendar a Dios tu causa y Él se hará cargo. No intentes vengarte o procurar el mal de nadie, simplemente...

Viendo el propósito de Dios

Para ponerte en contexto, vino un profeta y le dijo a Nehemías que huyera y se esconda en el templo, porque le querían matar. Entonces en medio de la...