Cómplices y aliados

Yo crecí en un barrio pobre alejado de la ciudad de Posadas en Misiones, Argentina; cuando terminé el colegio secundario lo hice en el turno de la noche, ya que trabajaba en las mañanas; y mi mamá sabía cuándo yo llegaba en las noches, más allá del horario que normalmente regresaba estaba el ladrido de los perros del vecindario; bastaba con despertar a uno para que todos comiencen a ladrar.

Bueno la crítica y el escarnio despierta a otros con el mismo sentimiento o hábito de pecado; suelen  unirse a sus voces y ladran más fuerte, lo curioso es que los perros más pequeños y débiles tiene los ladridos más irritantes y hacen más ruido que el resto.

No dejes que la crítica y los comentarios ofensivos de los demás manejen tu día.

Muchas veces hablan de cosas que no saben; sus pensamientos los llevan a ladrar sin saber realmente por qué.

Refúgiate en Dios en momentos así, sé que la tristeza, el desánimo y hasta desconcierto estarán presentes, pero a pesar de que todo eso sea real, lo que dicen son sólo mentiras que tratan de herirte.

Quizás hiciste algo malo, Dios te perdona, busca en Él perdón; hazlo con tu taza de café.

¿Escuchas comentarios de chihuahuas a tus oídos?
Identifica quiénes sólo hablan porque otros hablan, verás que no tiene idea de lo que dicen.
¿Acudes a Dios por protección y perdón? No te alejes de Él.

Nací en Posadas, Misiones, Argentina en 1977. Estudié diferentes cosas entre esas arte y teología. Vivo en Ecuador desde 1999 sirviendo a Dios, trabajando con niños y jóvenes. He pasado por muchas circunstancias buenas y malas, que me permitieron conocer a Dios de un modo personal e íntimo. Puedo compartir de aquello que Dios ha puesto en su Palabra y en mi corazón, pero por sobre todo lo que me ha dejado ver de su gloria. No es tan simple entender lo que pasa en la vida, ni tan simple explicarlo, pero quiero que juntos podamos ponerlo de un modo sencillo. Disfruta esto tanto como yo lo hice.

Further reading

Y nos quejamos por 40 minutos

David Platt, en su libro radical tiene una frase: “con tanta hambre que no puede hablar”. El hambre espiritual te lleva a estar en silencio, callado...

Sintiendo la guía

¿Cómo sabes qué es de Dios y qué es tu impulso? La verdad es que es difícil distinguirlo, pero básicamente los impulsos persiguen deseos propios y...

Orden

Cuando comenzamos un ministerio o programa, realmente nos cuesta enfocarnos en el orden de prioridades. Tratamos de llenar los huecos, invertimos...

El tiempo te humilla

Si hay algo que he aprendido a lo largo de mi corta vida, es que el tiempo te humilla. Cuando dejas que Dios se haga cargo y soportas el tiempo de...

Oración justa

El Nuevo Testamento te enseña que debes encomendar a Dios tu causa y Él se hará cargo. No intentes vengarte o procurar el mal de nadie, simplemente...

Viendo el propósito de Dios

Para ponerte en contexto, vino un profeta y le dijo a Nehemías que huyera y se esconda en el templo, porque le querían matar. Entonces en medio de la...