+593 2 2475563 /   contacto@labibliadice.org
May 16

Jueces 11:27

Lo más difícil en las relaciones interpersonales o en las peleas es que no sabemos darle el lugar a Dios; a veces peleamos con alguien por cosas que ni siquiera hemos hecho y heredamos pleitos ajenos, hijos que sienten rencor por sus padres de cosas que ellos no sufrieron sino que escucharon quejas de uno de ellos, en fin, a veces sólo nos quejamos o peleamos por problemas de otros y asumimos como nuestros.

El punto principal de esto no es de quién es la culpa o el problema, sino que Dios es el Juez, no se le pasa por alto, sabe perfectamente lo que ocurre y juzgará a cada uno. Debemos tener temor ante la realidad de que en medio de nuestros conflictos, de cada pelea Dios está como Juez, viendo mis actitudes, escuchando mis palabras, pensando mi corazón. Habla con Dios mientras tomas tu café, pues es necesario que juzgue en tu vida.

 

¿Tus conflictos tienen peso real? ¿Cómo resuelves estos conflictos?

Nelson Cabrera

Nací en Posadas, Misiones, Argentina en 1977. Estudié diferentes cosas entre esas arte y teología. Vivo en Ecuador desde 1999 sirviendo a Dios, trabajando con niños y jóvenes. He pasado por muchas circunstancias buenas y malas, que me permitieron conocer a Dios de un modo personal e íntimo. Puedo compartir de aquello que Dios ha puesto en su Palabra y en mi corazón, pero por sobre todo lo que me ha dejado ver de su gloria. No es tan simple entender lo que pasa en la vida, ni tan simple explicarlo, pero quiero que juntos podamos ponerlo de un modo sencillo. Disfruta esto tanto como yo lo hice.