+593 2 2475563 /   contacto@labibliadice.org
Ene 15

Eclesiastés 7:22

Debemos reconocerlo; todos pecamos, como dice el libro de Santiago, muchas veces insultado u ofendiendo a otros con nuestra boca. Por más que lo neguemos en lo más profundo de nuestro corazón sabemos que también hemos hablado mal de otros. Creo que es sano reconocerlo y es el inicio al cambio que necesitamos hacer.

Personalmente creo que hay a dos personas que jamás vamos a engañar: a Dios y a nosotros mismos. Puede que nos confundamos, puede que tratemos de disimularlo, puede que seamos buenos ocultando lo que sentimos; pero en definitiva, si lo reconocemos, nosotros también hemos hablado mal de otros. Pero hay una manera de curar eso; la queja se combate con la gratitud, pensar en las cosas buenas que tiene el otro o lo bueno que ha hecho por nosotros, nos puede ayudar a reflejar el amor de Dios y dejar a un lado la manía de hablar mal de los demás. Tómate un café con Dios hoy y deja esa fea práctica.

¿Tienes la costumbre de criticar y hablar mal de otros?, ¿Necesitas ayuda para dejar esto?. Búscala urgentemente

Nelson Cabrera

Nací en Posadas, Misiones, Argentina en 1977. Estudié diferentes cosas entre esas arte y teología. Vivo en Ecuador desde 1999 sirviendo a Dios, trabajando con niños y jóvenes. He pasado por muchas circunstancias buenas y malas, que me permitieron conocer a Dios de un modo personal e íntimo. Puedo compartir de aquello que Dios ha puesto en su Palabra y en mi corazón, pero por sobre todo lo que me ha dejado ver de su gloria. No es tan simple entender lo que pasa en la vida, ni tan simple explicarlo, pero quiero que juntos podamos ponerlo de un modo sencillo. Disfruta esto tanto como yo lo hice.