Veo en un diccionario Bíblico cantidad de versiones traducidas por muchos. Me pregunto: ¿DÓNDE SE ENCUENTRAN LOS MANUSCRITOS DE LA BIBLIA? ¿CUALQUIER ERUDITO PUEDE TRADUCIR LA BIBLIA? ¿QUIÉN AUTORIZA HACER UNA VERSIÓN? Estas preguntas se hace mucha gente, pensando que cada denominación puede sacar su propia Biblia, como las que existen en la actualidad, Reina Valera, N.V.I., Dios Habla Hoy, Latinoamericana, Scofield, etc., etc.

Hasta donde yo he podido investigar, desde el siglo pasado, hasta lo que va del presente siglo, se han realizado 39 traducciones de la Biblia en idioma Español y a medida que avanza el tiempo con toda seguridad se realizarán muchas más. Muchos se preguntan: ¿Por qué? La pregunta que yo hago es: ¿Por qué no? Lo que pasa es que mientras más traducciones de la Biblia existan, mejor se conocerá su contenido en el mundo. Por otro lado también, mientras más traducciones de la Biblia existan, mayores serán las herramientas que tenemos los estudiantes de la Biblia para entender mejor el contenido de la misma.

Con tantas traducciones de la Biblia que existen, es cuestión de darse tiempo para comparar entre todas y salir de cualquier duda en cuanto a alguna traducción obscura en alguna versión. Con tantas traducciones de la Biblia que existen, es muy difícil, por ejemplo, hacer pasar como buena traducción, la versión Nuevo Mundo, de los Testigos de Jehová, porque es la única entre todas que traduce a su manera ciertos versículos claves, para justificar su falsa doctrina. Así que no debemos asustarnos por la proliferación de versiones de la Biblia en Español. En cuanto a dónde están los manuscritos originales de la Biblia, le diré que los manuscritos originales, es decir los escritos de puño y letra de los autores humanos de los distintos libros de la Biblia, no existen en ningún lado. Todos ellos han desaparecido.

Pero una vez más, no hay motivo alguno para alarmarse por cuanto existen algunos manuscritos muy antiguos tanto del Antiguo como del Nuevo Testamento, que están celosamente guardados en algunos museos en el mundo. Además de estos manuscritos más antiguos, existen miles de fragmentos de manuscritos, de modo que no reviste ningún problema reconstruir toda la Biblia partiendo de estos manuscritos y fragmentos de manuscritos. Los manuscritos están celosamente guardados para garantizar su preservación, pero su contenido ha sido copiado y publicado para beneficio de los traductores de la Biblia y de los estudiosos de la Biblia.

Por ejemplo, si toma un Nuevo Testamento en griego, encontrará el texto en idioma griego y al pie de cada página una sección, a veces muy grande, que se conoce como el “aparato” y que básicamente contiene todas las variantes que pueden existir para determinada parte del texto. De manera que, con todo el material existente en la actualidad, es perfectamente posible que cualquier erudito que conozca el Hebreo del Antiguo Testamento, el Arameo del Antiguo Testamento, y el Griego del Nuevo Testamento, pueda emprender la traducción de toda la Biblia, sin necesidad de pedir permiso o autorización a nadie. No es una tarea sencilla, y por eso hace falta un equipo de personas especializadas para realizar esta tarea.

Para terminar, Reina Valera, NVI, Biblia de las Américas, y otras más, son diferentes traducciones o versiones, pero la Biblia Scofield se trata de la versión Reina Valera, con las notas explicativas realizadas por el hermano Scofield.

Si te gustó comparte con tus amigos
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email