Gracias por su consulta. Vamos a dar lectura al pasaje bíblico que se encuentra en Apocalipsis 7:2-8 “Vi también a otro ángel que subía de donde sale el sol, y tenía el sello del Dios vivo; y clamó a gran voz a los cuatro ángeles, a quienes se les había dado el poder de hacer daño a la tierra y al mar, diciendo: No hagáis daño a la tierra, ni al mar, ni a los árboles, hasta que hayamos sellado en sus frentes a los siervos de nuestro Dios. Y oí el número de los sellados: ciento cuarenta y cuatro mil sellados de todas las tribus de los hijos de Israel. De la tribu de Judá, doce mil sellados. De la tribu de Rubén, doce mil sellados. De la tribu de Gad, doce mil sellados. De la tribu de Aser, doce mil sellados. De la tribu de Neftalí, doce mil sellados. De la tribu de Manases, doce mil sellados. De la tribu de Simeón, doce mil sellados. De la tribu de Leví, doce mil sellados. De la tribu de Isacar, doce mil sellados. De la tribu de Zabulón, doce mil sellados. De la tribu de José, doce mil sellados. De la tribu de Benjamín, doce mil sellados.”

Estos son judíos de las doce tribus, doce mil de cada una, los cuales son protegidos a fin de que realicen un ministerio evangelístico  durante el tiempo de la tribulación. De la lista de los nombres de las tribus se nota que en primer lugar aparece la tribu de Judá, de la cual provino Jesucristo. Esto deja en claro la importancia que tiene a los ojos de Dios esta tribu, por cuando de ella desciende en su humanidad la bendita persona del Señor Jesucristo. También se nota que no aparece la tribu de Dan y en lugar de esta tribu aparecen los descendientes de José a través de su hijo Manases. Observemos también que no aparece el nombre del segundo hijo de José, que se llamó Efraín, sino que aparece el nombre José. Se debe entender que esto se refiere entonces a la descendencia de José a través de Efraín. En esencia podemos afirmar entonces que en la lista existen dos novedades. La falta de la tribu de Dan y la sustitución del nombre Efraín por el de José.

No se puede ser dogmático en cuanto a las razones para estas novedades. En la Biblia anotada de Charles Ryrie se lee lo siguiente en cuanto a esto: La omisión de la tribu de Dan puede deberse a que los descendientes de Dan fueron culpables de reiterada idolatría. La sustitución del nombre de Efraín por el de José es posible que se deba a que José era un nombre más honorable que Efraín, pues el pasado de los descendientes de Efraín dejó mucho que desear.

Si te gustó comparte con tus amigos
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email