¿Hay algún problema con que un creyente colabore con un ministerio cristiano que no es parte de su propia iglesia local?

Lo ideal y lo deseable sería que los creyentes de una iglesia local se involucren en la obra de la iglesia local, a través de los diferentes ministerios de la iglesia local. De esta manera se estará contribuyendo con el crecimiento de la iglesia local.

Pero no siempre es posible cumplir con esto. Imagine por ejemplo si un creyente ha sido capacitado para servir al Señor en un ministerio de Televisión o Radio o Prensa, etc. pero la iglesia local no ha desarrollado ministerios de Televisión o Radio o Prensa. ¿Significará esto que este creyente debe cruzarse de brazos y no hacer nada? ¿No le parece que lo sensato sería que ese creyente investigue para ver si existe algún ministerio donde pueda hacer uso del conocimiento y los dones que Dios le ha dado, aun a pesar que ese ministerio no sea parte de su iglesia local?

A mí parece que debería hacerlo y cuando lo encuentre, si todo está en orden debería involucrarse en ese ministerio. Cuando pongo como condición que todo esté en orden, me estoy refiriendo a que exista compatibilidad en doctrina y práctica con ese ministerio en cuestión.

Un creyente jamás debería involucrarse en ningún ministerio que proclame doctrinas falsas o que tolere o incentive prácticas reñidas con lo que enseña la palabra de Dios. Pero si no hay problema en esta área y se abren las puertas para servir al Señor en un ministerio que no es parte de su iglesia local, no hay ningún inconveniente.

Sin embargo, e insisto sobre esto, si la iglesia local tiene ya un ministerio donde Usted podría funcionar muy bien por su preparación y por sus dones, lo aconsejable sería que Usted procure involucrarse en ese ministerio como su primera prioridad.

Si te gustó comparte con tus amigos
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email