Job 34:33  ¿Acaso ha de retribuir según tus condiciones, porque tú rechazas las suyas? Pues tú eres quien escoge, y no yo; habla entonces lo que sabes. (RVA)

Es interesante pero en línea general todos esperamos recibir el pago o castigo de algo según nuestras pretensiones y no según la justicia ni las leyes. Si nos pasamos un semáforo en rojo esperamos que no nos multen porque tenemos una serie de excusas y decimos que podrían ser más comprensivos. Lo mismo en las notas de un examen o en la evaluación para un trabajo, siempre queremos ser juzgados según nuestro criterio.

Pero Dios no hará eso, Él dará a cada uno según SU justicia. Que estés de acuerdo o no, no es un problema de Dios, no dirá: «uy… quizás se enoje». Él hará lo que debe hacer, te guste o no. Así que debes escoger qué decir y cómo vivir, es tu vida yo no puedo vivirla por ti, yo no puedo alegar por ti, tus decisiones te llevaron donde estás y el pago que recibirás es justo, es según la justicia de Dios. Tómate un café con Dios y alinea tu vida con la suya.

 

¿Crees que el pago de Dios no es justo?

¿Piensas que puede ser mejor?

¿Aceptas la forma en que Dios te trata?

Si te gustó comparte con tus amigos
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email