Gracias por su consulta. Permítame en primer lugar explicar brevemente en qué consiste la ligadura de trompas de Falopio, conocida también como «ligadura tubárica».  Para esto, permítame citar un párrafo de una revista especializada en este asunto. Dice así: Se trata de una cirugía para bloquear las trompas de Falopio de una mujer. Las trompas de Falopio son los conductos que conectan los ovarios con el útero. Normalmente, las trompas de Falopio de una mujer en edad reproductiva movilizan óvulos desde el ovario hasta el útero aproximadamente una vez cada mes y, si los espermatozoides del hombre se encuentran con un óvulo, se puede presentar el embarazo. Si las trompas de Falopio están bloqueadas o «ligadas», los espermatozoides no pueden fertilizar el óvulo y, por lo tanto, no se producirá el embarazo. La ligadura de trompas de Falopio vuelve a una mujer estéril, es decir, incapaz de quedar embarazada, y esto, en forma permanente. La ligadura de trompas de Falopio se hace bajo anestesia, en un hospital o en un centro de atención médica ambulatoria. El cirujano hace una o dos pequeñas incisiones en el área abdominal, generalmente cerca del ombligo. Luego, se inserta un laparoscopio en el área pélvica, a través de un tubo estrecho con una cámara en un extremo. De esta manera, se introducen los instrumentos quirúrgicos apropiados para ligar las trompas de Falopio. Las trompas se cauterizan o se sellan con un pequeño gancho y se cierran las incisiones. La paciente generalmente puede volver al hogar en unas pocas horas después del procedimiento. La ligadura de trompas de Falopio también puede realizarse después de un parto vaginal a través de una pequeña incisión cerca del ombligo o durante una cesárea. La ligadura de trompas de Falopio se puede recomendar para mujeres adultas que estén seguras de querer evitar embarazos futuros.

Según esto, la ligadura de trompas de Falopio, es un método anticonceptivo que evita la fertilización de un óvulo, por lo cual no se lo puede considerar como un método abortivo de control de natalidad. En cuanto a qué es lo que dice la Biblia acerca de este método de planificación familiar y en general de cualquier otro método de planificación familiar, debo decirle que la Biblia no lo ordena ni lo condena, lo cual implica que los creyentes tienen total libertad de aplicarlo o no aplicarlo, dependiendo de la manera como Dios guíe a cada creyente en particular. Sin embargo, antes de pensar en utilizar este método de planificación familiar, es necesario buscar la dirección de Dios en oración, lo cual es lo más importante, pero también es necesario buscar también el asesoramiento de profesionales especializados, para investigar algún otro método de planificación familiar que impida la fertilización de un óvulo. Lo que se debe evitar es cualquier método de planificación familiar que destruya o mate a un óvulo que ya ha sido fecundado, por cuanto la vida humana comienza el instante mismo que un espermatozoide fecunda un óvulo.

 

Si te gustó comparte con tus amigos
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email