Romanos 11:26 dice que todo Israel será salvo, pero Mateo 8:12 dice que Israel será echado a las tinieblas de afuera donde será el lloro y el crujir de dientes. ¿Cómo se explica esto?.

Leamos Romanos 11:25-27 donde dice:

«porque no quiero, hermanos, que ignoréis este misterio, para que no seáis arrogantes en cuanto a vosotros mismos: que ha acontecido a Israel endurecimiento en parte, hasta que haya entrado la plenitud de los gentiles; y luego todo Israel será salvo, como está escrito: Vendrá de Sión el Libertador, que apartará de Jacob la impiedad. Y este será mi pacto con ellos, cuando yo quite sus pecados.»

La nación de Israel está pasando por este tiempo de endurecimiento. Por eso es que Israel como nación no acepta todavía que Jesús de Nazaret es en realidad el Cristo o el Mesías. Israel permanecerá en este estado de endurecimiento hasta que haya entrado la plenitud de los gentiles. Esto se refiere hasta cuando se cumpla lo profetizado por Dios tanto en Daniel como en Apocalipsis.

El cumplimiento ocurrirá al final de la tribulación. Para entonces, todo Israelita que esté vivo, creerá de corazón en Jesús como el Cristo, como el Mesías. Allí se cumplirá lo que pablo dijo en Romanos 11:26 cuando afirmó que todo Israel será salvo. Israel entrará a lo que se llama el reino milenial. Pero ahora consideremos la otra cita. Se encuentra en Mateo 8:12, pero para tomar el contexto vamos a leer desde el versículo 11 hasta el versículo 12:

«Y os digo que vendrán muchos del oriente y del occidente, y se sentarán con Abraham e Isaac y Jacob en el reino de los cielos; mas los hijos del reino serán echados a las tinieblas de afuera; allí será el lloro y el crujir de dientes.»

La escena tuvo lugar en Capernaúm. Un centurión romano vino a Jesús para decirle que su criado estaba postrado en casa, paralítico, gravemente atormentado. Jesús dijo a este centurión: Yo iré y le sanaré. Pero el centurión dijo a Jesús: Señor, no soy digno de que entres bajo mi techo. Solamente di la palabra y mi criado sanará. Jesús se maravilló de la fe de este romano y dijo a los que estaban con él: De cierto os digo, que ni aun en Israel he hallado tanta fe.

Fue entonces cuando Jesús dijo que en reino de los cielos, los grandes patriarcas de Israel como Abraham, Isaac y Jacob, estarán sentados con gente de todo el mundo. De oriente y de occidente y tristemente, muchos judíos, los herederos natos del reino no tendrán parte en absoluto en este reino, a causa de su incredulidad en Jesús como el Cristo o el Mesías de Israel.

Si te gustó comparte con tus amigos
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email