Los católico romanos, sostienen que María fue siempre virgen y que su único hijo fue Jesús. La Biblia explica que no fue así, e incluso da los nombres de los demás hijos que tuvo María. Sin embargo, los católico romanos sostienen que la palabra “hermano”, la cual aparece para referirse a los hermanos de Jesús, significa en realidad que podían ser parientes lejanos, puesto que en aquel tiempo se llamaba “hermanos” a los primos, sobrinos y hermanos en la fe. ¿Cómo rebatir esto?

Efectivamente, la Biblia enseña que María fue virgen hasta el momento en que nació Jesús. Posteriormente tuvo otros hijos con José, su esposo. Este hecho queda confirmado por lo que dice Mateo 1:24-25 donde leemos: “Y despertando José del sueño, hizo como el ángel del Señor le había mandado, y recibió a su mujer. Pero no la conoció hasta que dio a luz a su hijo primogénito; y le puso por nombre JESÚS.” La virgen María se había desposado con José. Antes de que viviesen como esposos, se halló que la virgen María estaba embarazada. Como José era justo, y no quería infamarla, quiso dejarla secretamente. En eso, se le apareció en sueños un ángel para decirle que no tema recibir a María su mujer, porque lo que en ella fue engendrado fue una obra del Espíritu Santo. Cuando José despertó del sueño, hizo como el ángel del Señor le había instruido y en lugar de abandonar secretamente a María, como había pensado, la recibió como su mujer, pero, note, no la conoció, o no tuvo relaciones sexuales con ella, hasta que dio a luz. Esto implica que José tuvo relaciones sexuales con su esposa María después que nació su hijo Jesús. Congruente con esto, hay varias referencias en la Biblia a los hermanos y hermanas de Jesús, algunas de las referencias inclusive mencionan por nombre a los hermanos y hermanas de Jesús. Las personas que conocieron a Jesús donde se crió en Nazaret, “se maravillaban, y decían: ¿De dónde tiene éste esta sabiduría y estos milagros? Y continuaban argumentando: ¿No es este el hijo del carpintero? ¿No se llama su madre María, y sus hermanos, Jacobo, José, Simón y Judas? ¿No están sus hermanas con nosotros? ¿De dónde, pues, tiene éste todas estas cosas? Sobre esto, me gustaría compartir con Usted el comentario que hace Dave Hunt en su libro: Una Mujer Cabalga la Bestia. Dice así: los apologistas católico romanos como Karl Keating insisten en que estos hermanos y hermanas, eran realmente primos de Jesús y que tanto Mateo como Marcos tuvieron que usar la palabra para hermano y hermana porque ni en el hebreo ni en el arameo existía una palabra para “primo”. Pero no hay ninguna base para semejante suposición antibíblica. Además, Mateo y Marcos fueron escritos en griego. Keating insiste en que a pesar de que en el griego había una palabra para “primos”, la palabra anepsios, sin embargo, era común para los judíos que escribían en griego continuar con la práctica hebrea de referirse a todos los parientes como hermanos y hermanas, la palabra griega “adelfos” Pero no hay tal cosa, la palabra “anepsios” que significa “primo” aparece en Colosenses 4:10 traducida como “sobrino” en la Reina Valera Revisión 1960. Además, los hermanos de Jesús generalmente se mencionan que están en la compañía de María, indicando que ellos eran sus hijos que estaban a su cuidado, o, si eran adultos, que viajaban con ella como parte de su familia inmediata. Hasta aquí lo que sobre este asunto aparece en el libro: Una Mujer Cabalga la Bestia, escrito por Dave Hunt. De modo que, María fue virgen hasta que nació Jesús. Después tuvo varios hijos con su esposo José. Esto es lo que enseña la Biblia.

Si te gustó comparte con tus amigos
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email