Para hoy tenemos esta consulta: ¿Es lo mismo ser bautizado en el Espíritu Santo, que ser bautizado por el Espíritu Santo o ser bautizado con el Espíritu Santo? ¿A qué se refiere cada una de estas expresiones?

Para aclarar el asunto, permítame citar el texto en 1 Corintios 12:12-13. La Biblia dice: Porque así como el cuerpo es uno,  y tiene muchos miembros,  pero todos los miembros del cuerpo,  siendo muchos,  son un solo cuerpo,  así también Cristo.

1Co 12:13  Porque por un solo Espíritu fuimos todos bautizados en un cuerpo,  sean judíos o griegos,  sean esclavos o libres;  y a todos se nos dio a beber de un mismo Espíritu.

El pasaje comienza hablando sobre el cuerpo de Cristo que es la iglesia. Así como el cuerpo humano tiene muchos miembros, pero todos los miembros del cuerpo, siendo muchos, son un solo cuerpo, así también es con el cuerpo de Cristo que es la iglesia, el cual tiene muchos miembros, pero siendo muchos, son un solo cuerpo. La pregunta que debemos hacernos es: ¿Cómo puede una persona llegar a ser miembro de este selecto grupo de personas conocido como el cuerpo de Cristo, o la iglesia? Bueno, no es por medio de pagar algo, o por medio de hacer algo, o por medio de cumplir con cualquier rito de cualquier religión. La respuesta a esta pregunta aparece en el versículo 13 en esa parte que dice: Porque por un solo Espíritu fuimos bautizados en un cuerpo. Lo que Pablo está diciendo es que por un solo Espíritu fuimos introducidos o sumergidos en ese cuerpo de Cristo que es la iglesia. Esta es la manera como todo creyente llega a ser parte del cuerpo de Cristo que es la iglesia. Pero no nos confundamos pensando que es el Espíritu Santo quien bautiza o introduce o sumerge a los creyentes en el cuerpo de Cristo. El Espíritu Santo es solamente el medio por el cual Cristo bautiza o introduce o sumerge a los creyentes en su cuerpo que es la iglesia. Esto se desprende del testimonio de Juan el Bautista, según Mateo 3:11 donde dice: Yo a la verdad os bautizo en agua para arrepentimiento;  pero el que viene tras mí,  cuyo calzado yo no soy digno de llevar,  es más poderoso que yo;  él os bautizará en Espíritu Santo y fuego.

El bautizador no es el Espíritu Santo sino el Señor Jesucristo. Cristo Jesús bautiza o introduce o sumerge a todo creyente en su cuerpo que es la iglesia, mediante o a través del Espíritu Santo que viene a morar en cada creyente el instante que el creyente recibe a Cristo como Salvador. La preposición “por” en la frase: Porque por un solo Espíritu fuimos bautizados en un cuerpo, es la preposición griega “en” que puede traducirse como “por” o “en” o “con”, pero jamás “del” como si el Espíritu Santo bautizara. Se puede hablar del bautismo por el Espíritu Santo, o bautismo en el Espíritu Santo, o bautismo con el Espíritu Santo, pero jamás, bautismo del Espíritu Santo. De modo que, las frases bautismo en el Espíritu Santo y bautismo por el Espíritu Santo son frases sinónimas, y se refieren a la obra que hace el Señor Jesucristo en todo creyente, mediante el Espíritu Santo, por la cual, todo creyente llega a formar parte del cuerpo de Cristo que es la iglesia. En ninguna parte del Nuevo Testamento aparece la frase bautismo del Espíritu Santo, porque simplemente, el Espíritu Santo no bautiza, sino Cristo.

Si te gustó comparte con tus amigos
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email