Cuando estaba en la escuela secundaria veía a muchos compañeros que tenían apliques de telas bordadas en sus mochilas o chaquetas con una “A” que representaba a la anarquía, muchos de ellos en forma de protesta al sistema vigente y otros influenciados por la música rock de los ’90. Nunca llegue a entender bien eso de ir en contra de todo lo formal o establecido por las autoridades, para mí seguir las normas me daba la seguridad de que todo iría bien. Hasta que llegué a la edad del “PAVO” (como decimos en Argentina) y comencé a hacer las cosas por mi propia cuenta y sin control.

La anarquía parece ser libertad para todos pero en realidad te lleva a una vida de esclavitud porque cada decisión te envuelve en un camino donde debes dar cuentas por lo que haces. Salomón dijo que puedes hacer todo lo que quieras pero al final Dios te va a demandar de eso. Tómate un café con Dios y conversa sobre tu libertad en Él y de la anarquía que el mundo llama libertad.

¿Haces todo lo que te da la gana?

¿Vives bajo las normas de Dios?

¿Necesitas ayuda en esto?

Si te gustó comparte con tus amigos
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email