La verdad sobre las relaciones es que siempre hay alguien que manipula, insiste, presiona y gana en las discusiones; de alguna u otra forma o intensidad si lo piensas bien verás que todos actuamos así. Además siempre hay uno que se deja manipular por el miedo a perder el amor de la otra persona  y se vuelve vulnerable, sometido y es cobarde de poder expresar lo que siente. Sansón fue reducido a un pobre y triste mendigo de amor y “Su alma fue reducida a mortal angustia”.

Quiero confrontarte con el examen de cómo eres en el trato con las demás personas, tus actitudes, tu forma de resolver los conflictos, tu capacidad de ser paciente o ceder por amor ¿son de alguien que ama o sólo manipula? Quizás no te des cuenta pero si actúas así lastimas a las demás personas. Encuéntrate con Dios este día y que Él te tome el examen de cómo vives, conversa con Dios hoy mientras te tomas un café.

Para sanar este mal hábito piensa en ayudar a alguien, haz 3 cosas en favor de: _________

1______________

2______________

3______________

Si te gustó comparte con tus amigos
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email