Muchos se preguntan: ¿cómo vivir de tal modo que todo vaya bien? Bueno, aquí la respuesta; quizás no sea el camino más fácil, ni más cómodo y esto se debe a que la mayoría te estorba al tratar de vivir así; pero sí es el camino seguro a una vida llena de satisfacción y provecho. No es una receta mágica ni una condición a Dios, como diciendo: “Mira Dios, ya hice esto ahora tienes que hacer tu parte”. Esto no funciona así.

Pero la consecuencia obvia de caminar con Dios es recibir todo aquello que es coherente con su vida y carácter, vivirás seguro en su justicia, te hará crecer y cumplir tus sueños y su propósito en ti. Cuando hablo de cumplir tus sueños quiero aclarar que no son tus caprichos, sino aquello que deseas y esté dentro de los propósitos de Dios ya que no te dará algo que te aleje de Él o te haga pecar. Dios hará todo esto en aquel que lo busque y camine con Él, serás como un árbol plantado en tierra fértil, el mejor lugar donde podrías estar es cerca de Él cada día. Por otro lado y esto es muy importante, no podrás recibir todas estas cosas si tu vida está llena de pecado y vives esclavo de ellos, el punto aquí es que Dios dice que si te acercas a Él puedes encontrar limpieza y de ahí caminar en su luz. Recuerda no importa cuán pequeño te sientas hoy Él hará que crezcas. Comienza a buscarlo con un café este día.

¿Tienes miedo a dejar cosas por buscar a Dios?
¿Puedes imaginarte una vida plena en su presencia?
Comienza orando y leyendo su palabra cada mañana.

Si te gustó comparte con tus amigos
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email