Tengo sentimientos encontrados con algunas personas, sobre su forma de pensar acerca de Dios; me dan ganas de reír y al mismo tiempo me parece una falta de respeto total hacia Dios, y estoy hablando de cristianos, de aquellos que se dicen ser hijos de Dios. Porque piensan que a Dios se le puede manipular a nuestra conveniencia, aun si esto implique pasar por alto algunas leyes o romper ciertas reglas, realmente desconocen el carácter Divino del Santo.

Dejemos claro algunas cosas de Dios: Él es Santo, no hay sombra de duda, es puro en todo sentido, alejado totalmente del mal, nada lo tienta ni puede llevarlo a pecar. Es Justo, no hace nada por conveniencia ni es favor por uno defraudando a otro, si rompe este principio de su carácter rompe también el anterior. Jamás vas a sobornar a Dios pidiendo que te ayude a obtener algo por medios dudosos o chuecos, es más ni lo intentes, te vas a llevar una gran decepción si crees que puedes convencer a Dios de que haga algo así. Conoce más a Dios, invierte tiempo en saber cómo es y vive según esos parámetros, Él dijo: “sed santos como yo soy Santo”.

¿Te cuesta pedir cosas a Dios porque sabes que no son totalmente justas?
¿Intentas convencer a Dios de que haga algo en contra de su carácter?
Toma tiempo en leer sobre el carácter de Dios.

Si te gustó comparte con tus amigos
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email