Una de las más grandes mentiras que se inventa y cree el hombre, quizás movido por los pensamientos de Satanás o no, pero cree que Dios no ve lo que hace en secreto. Nuestra mente, sujeta y limitada por espacio y tiempo, no puede entender que Dios es Omnisciente; esto quiere decir que puede y conoce todo lo que pensamos, lo que sentimos, pero de todo el mundo al mismo instante. Es Omnipresente, puede y está en todo lugar al mismo tiempo; no me preguntes cómo, porque mi mente no puede explicarlo con palabras razonables a la ciencia humana, sólo se acepta y cree por fe.

En definitiva no podemos escapar de la mirada vigilante de Dios, nada escapa a su presencia, la obscuridad no te va a esconder de su juicio. Con Dios no aplica: “Ojos que no ven, corazón que no siente”. Porque Él ve tus acciones y conoce tus pensamientos y las intenciones del por qué lo hiciste. Desde esta perspectiva no nos queda más que reconocer que necesitamos caminar bajo su luz, apartarnos de lo oculto y vergonzoso, ser santos como Él lo es. Tómate un café con Dios y pídele perdón por hacer cosas ocultas, acércate y camina en su luz.

¿Haces cosas pensado que Dios no las ve?
¿Intentas ocultar cosas a Dios?
¿Qué sentimiento provoca en ti saber que Dios es Omnisciente y Omnipresente?

Si te gustó comparte con tus amigos
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email