Todos en algún momento nos preguntamos: ¿Por qué a los malos parece que les va bien? Y aunque no encontramos una razón inmediata nos damos cuenta que al final Dios hace que la justicia prevalezca y los malos paguen por sus pecados y los justos sean honrados. Claro que para nuestra mente y paciencia que quiere todas las cosas de inmediato esto es frustrante, pero Dios sigue en control. La pregunta es ¿Por qué? Porque Dios permite que ellos hagan lo que creen que es bueno para ellos para al final demostrar que estaban errados, y da todas la oportunidades para que se vuelvan a Él; no obstante, aunque todos los malos parecen triunfar los justos aumentan sus fuerzas en Dios y siguen su camino.

Tal vez este camino no sea fácil para ti y en realidad no lo es para nadie, pero tiene su recompensa al final, suele ser un camino solitario y lleno de burlas, tiene momentos de conflictos pero Dios está a tu lado para darte fuerzas, para sustentarte y darte luz para que sepas qué hacer en medio de la obscuridad. No importa lo que haga el mundo, sino cómo te conduces con Dios. Habla con Él cada día, tómate un café con Él y continua haciendo el bien, no te canses.

¿Has intentado desistir de caminar con rectitud?
¿Necesitas fortaleza?
Comparte un versículo que ayude a otros a que les fortalezca.

Si te gustó comparte con tus amigos
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email