Siempre nos han enseñado que eres dueño de tu vida, que puedes hacer con ella lo que te plazca, bajo esa premisa muchos asientan su base para apoyar su idea de Eutanasia y Aborto, porque dicen es mi cuerpo y yo tengo autoridad sobre ella. Creo que debemos hacer una salvedad y entender esta autoridad: “somos administradores de nuestras vidas, pero no dueños”. La Biblia enseña que Dios un día va a pedir cuentas de cómo has usado tu vida, en el libro de Eclesiastés dice que puedes hacer todo lo que deseas pero que por sobre todas esas cosas te juzgará Dios.

Sólo quiero que pienses en el hecho de que Dios te da el aliento de vida y es el único que tiene poder para quitártelo; seguramente estás pensando: “¿y qué de los que se suicidan?” bueno, Dios te deja administrar tu vida, puedes destruirla por el mal uso, pero va a pedirte cuentas de ella. Es mejor que cuides tu vida, tus acciones, tus caminos y tengas temor de Él pues es tu dueño. Por otro lado me da mucha confianza y seguridad que mi vida está en sus manos ya que no podría estar en mejor lugar. Tómate un café con tu Señor.

¿Vives a la ligera o piensas cómo usar tus días?
¿Cuidas tu cuerpo?
¿Estás listo para rendir cuentas a Dios?

Si te gustó comparte con tus amigos
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email