¿Tuviste alguna vez la ilusa idea de que Dios no ve lo que estás haciendo? Bueno, yo sí, o más bien no puse atención a la presencia de Dios sobre mi vida. Dios puede ver todo, es parte de sus atributos, es Omnipresente y Omnisciente; esto quiere decir que está en todos lados al mismo tiempo y sabe todo lo que ocurre y ocurrirá, es más puede saber nuestros pensamientos y sentimientos, así que prácticamente es imposible huir de su presencia, como dijo el salmista.

Al saber esta realidad debería cambiar mi actitud ante la vida, saber que Dios no va a pasar por alto mis pecados y no tengo excusas por ellos. Cada pecado y acción tendrá las consecuencias coherentes, cada buena acción tendrán los resultados obvios, pero no puedo tener la ilusa idea de que Dios no ve lo que hago. Algunos piensan que Dios está demasiado ocupado como para darse cuenta de lo que hago, pero en realidad Dios está presente en todo momento, en todo lugar y ve lo que hay en lo más profundo de nuestros corazones.

¿Eres consciente de la presencia de Dios?
¿Tratas de ocultarte de Él?
¿Te sorprendes cuando Dios comienza a poner presión en tu vida?

Si te gustó comparte con tus amigos
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email