Que gozo es para todos los que hacemos La Biblia Dice… Contar nuevamente con su gentil sintonía, a partir de hoy comenzaremos un apasionante estudio en el libro de los hechos llamado “La obra de Jesucristo después de su asención, por medio del Espíritu Santo” disponga su corazón para recibir la palabra de dios por medio de este estudio bíblico.

I. Introducción: A partir de hoy vamos a introducirnos en el estudio de un libro del Nuevo Testamento. Se trata del libro de Hechos de los Apóstoles, en la serie que lleva por título: La obra de Jesucristo después de su ascenso, por medio del Espíritu Santo. Antes de ir al contenido del libro es necesario hacer una introducción.

II. Hechos de los Apóstoles es un libro histórico y transicional. Es la historia auténtica de los primeros treinta años del cristianismo. El primer volumen, que no es otra cosa sino el Evangelio de Lucas, narra el nacimiento, ministerio, muerte, resurrección y ascensión de Cristo. Este segundo volumen, el libro de los Hechos comienza con su ascensión, y traza el progreso del evangelio hasta el encarcelamiento de Pablo en Roma. En otras palabras, trata de lo que Cristo continuó haciendo después de ascender a la gloria de su Padre, por medio del poder del Espíritu Santo, a través de sus discípulos. Hechos es el puente entre los Evangelios y las Epístolas. Si no hubiera el libro de los Hechos habría una enorme brecha entre los Evangelios y las Epístolas. Además Hechos muestra la transición entre el Judaísmo y el cristianismo, entre la ley y la gracia.

III. En cuanto a su autor, casi invariablemente se lo atribuye a Lucas. Las evidencias externas aparecieron muy temprano en la era cristiana señalado que Lucas es el autor tanto del Evangelio que lleva su nombre como del libro de Los Hechos. Así consta en el prólogo contra Marción de Lucas, de los años 160-180, en el canon de Muratori, entre los años 170-200, y en los escritos de los padres de la iglesia, como Ireneo, Clemente de Alejandría, Tertuliano y Orígenes. De igual forma, los líderes de la iglesia que les siguieron como Eusebio y Jerónimo. La evidencia interna es doble. En el comienzo del libro de Hechos, el escritor específicamente se refiere a un trabajo suyo anterior, el cual también lo dedicó a un tal Teófilo. Lucas 1:1-4 dice lo siguiente: Puesto que ya muchos han tratado de poner en orden la historia de las cosas que entre nosotros han sido ciertísimas, tal como nos lo enseñaron los que desde el principio lo vieron con sus ojos, y fueron ministros de la palabra, me ha parecido también a mí, después de haber investigado con diligencia todas las cosas desde su origen, escribírtelas por orden, oh excelentísimo Teófilo, para que conozcas bien la verdad de las cosas en las cuales has sido instruido.
De aquí se infiere que Lucas también debe ser el autor del libro de Hechos. Además el estilo de escritura, el trato compasivo, el vocabulario, el énfasis apologético y algunos otros detalles más, indican que ambos escritos provienen de un mismo autor. Si Lucas es el autor del Evangelio que lleva su nombre, entonces Lucas también es el autor de Hechos. Segundo, del texto de Hechos se desprende que el autor era un compañero de viaje de Pablo. Lo sabemos porque en algunos textos, el escritor utiliza la primera persona plural: Nosotros. Eliminando nombres de los que se citan y no incluyendo los nombres de los que se sabe no estaban con Pablo en ese momento, el único que queda es Lucas.

IV. En cuanto a la fecha de escritura, mientras que esto no es un asunto crucial en algunos libros del Nuevo Testamento, si es crucial en el libro de Hechos porque se trata de la historia de la iglesia. Se han propuesto tres posibles fechas de escritura. Primero, algún momento en el segundo siglo, esto por supuesto asumiendo que Lucas no es el autor, porque Lucas debe haber muerto entre los años 80 a 85 después de Cristo. Segundo. Un punto de vista muy común es que Lucas escribió tanto el Evangelio que lleva su nombre como el libro de Hechos entre los años 70 a 80 después de Cristo. Esto podría haber permitido que Lucas utilice como fuente de información el evangelio de Marcos que fue escrito por el año 60. Tercero, lo más probable es que Lucas haya escrito el libro de los Hechos tan pronto se dieron los últimos acontecimientos relatados en el libro, es decir cuando Pablo estuvo prisionero en Roma, entre los años 62 y 63 después de Cristo.

V. En cuanto al contenido en general del libro, en Hechos de los Apóstoles bulle vida y acción. En él se ve al Espíritu Santo en acción, formando la iglesia, dotándola de poder y expandiendo su influencia. Es un magnífico recuento de un Espíritu Soberano, usando los instrumentos menos indicados, para superar los obstáculos más formidables, empleando los métodos menos indicados, para alcanzar los resultados más asombrosos. Hechos retoma la narración de los acontecimientos que se relatan en los Evangelios, nos muestra el nacimiento de la iglesia y los turbulentos años de su infancia. Es el registro de la gran transición de una iglesia que se despoja del ropaje antiguo de judaísmo para pasar a un estado en el cual no hay distinción entre judío y griego.

Si te gustó comparte con tus amigos
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email