Según entiendo yo, la salvación tiene que ver con que creamos acerca de Cristo, y no con la virgen María o alguna otra persona; entonces, mi pregunta es: ¿Cuál es la importancia que tiene el creer que Cristo nació o no de una virgen?

En realidad nuestra salvación está ligada exclusivamente con Cristo, sin embargo y por este mismo motivo, es preciso que entendamos que lo que creemos está basado en lo que la Biblia dice.

Así pues, podemos decir que el Señor Jesús, nació de la virgen María, porque simplemente así es como profética e históricamente la Biblia lo establece; de no creerlo estaremos negando su veracidad y autoridad.

Además hay implicaciones teológicas inherentes a la encarnación de Cristo que hacen que su nacimiento virginal sea una necesidad. Un nacimiento humano normal anularía mucho de lo que la Biblia afirma sobre el Señor. La veracidad de la Biblia y los hechos de la deidad de Cristo, su nacimiento de una madre virgen y las circunstancias de sus padecimientos y muerte en la cruz, todo esto, o permanece en pie o caen juntos a la vez.

Uno no puede creer en una parte de la narración bíblica y negar otra sin tornarse sospechoso de falta de honestidad y caer, por cierto, en contradicciones. La Biblia nos presenta un relato del nacimiento virginal de Cristo.

Históricamente esto se halla en los evangelios de Mateo y Lucas. En realidad allí es el único lugar en donde se nos da los detalles del nacimiento de Cristo de una virgen, aunque, quizás, lo podemos encontrar también en Gálatas 4:4 en donde Pablo habla de Cristo, Hijo de Dios y nacido de mujer.

Estas circunstancias registradas en Mateo y Lucas, son precisas y contundentes y no admiten una interpretación alternativa, sea que se acepte su inspiración o no.

En el Antiguo Testamento, quizá la más clara referencia al nacimiento virginal se encuentra en Isaías 7:14-16 donde dice: «Por tanto, el Señor mismo os dará señal: He aquí que la virgen concebirá, y dará a luz un hijo, y llamará su nombre Emanuel. Comerá mantequilla y miel, hasta que sepa desechar lo malo y escoger lo bueno. Porque antes que el niño sepa desechar lo malo y escoger lo bueno, la tierra de los dos reyes que tú temes será abandonada».

Espero así haber dado respuesta a esta pregunta.

Si te gustó comparte con tus amigos
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email