Con razón Dios caminó con Noé. Es muy difícil que un hombre camine con Dios y haga las cosas a medias. Que deje rendijas en su vida, espacios donde Dios no ocupe su lugar y pretenda ser “perfecto en su generación”.

Algo imprescindible para conocer a Dios y su poder, es aprender a obedecerle. El Señor dijo: “si eres fiel en lo poco, sobre mucho te pondré”. Para conocer lo que Dios es capaz de hacer, debemos darle la oportunidad de que tome el control en todos los asuntos de nuestra vida, hacer lo que Él diga, porque por ese camino es donde Él obrará.

Quizás sea un buen momento para hacer un espacio en tu vida, un minuto con Dios, viendo cuánto de tu vida le has dado. Tómate un café con Dios y conversa sobre este asunto.

Si te gustó comparte con tus amigos
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email