Hola amigo, amiga oyente, hay algo que quiero que recuerdes, las Escrituras no enseñan que la soltería se trata de buscar todos los placeres y ambiciones de este mundo. Las Escrituras no enseñan que la soltería se trata de poder seguir todos sus caminos profesionales y no tener que preocuparse por esto o aquello para que pueda avanzar y ganar dinero y hacer esto o aquello. No, las escrituras no dicen eso, pero las escrituras sí dicen que, si somos solteros, debemos vivir para la gloria de Cristo. Entonces ¿cómo podemos glorificar a Cristo de manera más efectiva?  

La imagen es, que tenemos que proteger todas las áreas de nuestra vida, pero la imagen aquí, en la soltería, es protegerte contra los deseos sexuales, impíos y egoístas. Así que quiero que pienses conmigo, ¿cómo el hecho de salir con una y otra persona en citas amorosas puede afectar en eso? Sin embargo, el día de hoy no hablaré de ello, porque no hay una palabra en las Escrituras sobre las citas. No hay mandamientos que sean claros acerca de las citas, porque las citas no eran una realidad en aquella época. Pero, quiero que pienses conmigo, cómo en una cultura de consumo, donde compramos todo tipo de productos y lo desechamos si eso no funciona o lo cambiamos por otro, ¿cómo podemos entender que el matrimonio es una vez y para siempre? 

Y la imagen que tenemos con las citas, es aprender el arte de iniciar y romper relaciones cambiándolas por otras si no funcionan. Entregarse a alguien física y emocionalmente, entregar tu corazón a alguien y que en cuestión de meses te lo devuelvan totalmente destruido y comenzar de nuevo una y otra vez, alimentándote de los deseos sexuales justificándolos con el tema del romanticismo, y pensamos que debemos cumplir con esos deseos porque realmente amamos a esa persona, y eso no es amor, eso es lujuria desenfrenada. Eso es un amor egoísta que deshonra a Dios y difama la gloria de Cristo en el mundo y debemos protegernos de ello. Debemos ser muy, muy cautelosos al participar en la práctica del divorcio y pasar de relación en relación porque creemos que esas personas dejaron de funcionar en nuestra vida.  

Así que hoy, amigos solteros, quiero desafiarlos ¿cómo puedes protegerte contra deseos sexuales impíos y deseos egoístas profanos, especialmente cuando se trata de las relaciones con el sexo opuesto? Pues lee 1 Corintios 7 este libro, definitivamente nos anima a hacer eso.  

La última razón por la que debemos deleitarnos en la soltería es porque queremos ser indivisos en nuestra devoción. Este es el resumen en el versículo 35: ” Esto lo digo para vuestro provecho; no para tenderos lazo, sino para lo honesto y decente, y para que sin impedimento os acerquéis al Señor“. Mira, si eres un padre que piensa que ya es hora de que tu hija se case, déjame decirte algo, no siempre es mejor servir al Señor en matrimonio. Pablo habla con una viuda y dice que está bien casarse de nuevo, pero sería mejor que no lo hicieras. No es que Pablo este degradando el matrimonio. Él está diciendo que la soltería tiene una ventaja y la ventaja es que hay una devoción indivisa al Señor que es más fácil de lograr en el contexto de la soltería que en el matrimonio. Eso es lo que dice 1 Corintios 7. Y en lugar de entregarnos a deseos sexuales impíos o deseos egoístas e impíos, Pablo aparece en la escena y dice que nos entregamos a un solo deseo el servicio al Señor, pero es especialmente ventajoso hacerlo en el contexto de la soltería. 

Él te ha dado el don de la soltería, Él te ha dado el regalo del matrimonio. ¿Cómo puedes usar tu buen regalo para su gran gloria? Déjame contarte algo, Ganessa Wells, poco antes de mudarse al Medio Oriente en 1999, nerviosa, abrumada y determinada, escribió a sus amigos: “Podría renunciar al servicio en el extranjero y casarme y convertirme en profesora de música. Todo esto es muy noble y para ser sincera me suena bien, pero en mi corazón quiero cambiar el mundo más de lo que quiero un marido y más de lo que quiero la comodidad”. Ella compartió su pasión de Dios con los egipcios, palestinos en condiciones de refugiados, campamentos en Jordania, musulmanes en Francia y beduinos en el desierto. Dos años después, en su último correo electrónico a casa, el maestro y músico de Texas de 24 años citó la canción de alabanza “abre mis ojos Oh Cristo, abre mis ojos te pido, yo quiero verte, yo quiero verte” y ella dijo: “parece que todo lo que hacemos se reduce a esta única cosa, su gloria. Oro para que todas nuestras vidas lo reflejen. Parece que se abrió una compuerta en mi corazón para compartir el amor de Dios. Tengo una pasión que nunca supe que Dios me había dado y Él me la dio para su gloria”. Dos semanas después de que ella escribió esas palabras, y dos semanas antes de que ella planeara irse a casa, Ganessa Wells murió en un accidente de autobús antes del amanecer en el desierto de Sini en Egipto. Y cuando el mundo vio esta historia, dijo que fue una gran tragedia de una joven con mucho potencial para encontrar un marido, tener una vida agradable y niños. Ella perdió tener una familia cuando murió en un accidente de autobús en el desierto de Sini en Egipto.  

Pero lo que yo les digo, basado en 1 Corintios capítulo 7, es que esto no es una tragedia, esto es belleza. Y sé que hay algunos, tal vez incluso muchos que podrían pensar que es grosero decir que eso es hermoso, pero he aquí por qué puedo decir eso; el último aliento que respiró Ganessa Wells, en medio del Desierto, se convirtió en el instante en que ella se transformó en la presencia de Jesucristo, su Esposo, un Cordero sin mancha y ella vio su rostro por primera vez y, por primera vez, comenzó a experimentar la alegría y la satisfacción que solo se tiene con Él y hoy está experimentando esa satisfacción. Y estoy seguro que, dentro de 50 millones de años, ella experimentará esa satisfacción sin arrepentirse de lo que dejo de hacer por servir a Dios, no se arrepentirá de nada porque tiene una esperanza eterna y ella ha vivido por un legado eterno. Algo aún más hermoso, ella no estará sola, Ganessa estará acompañada de sus hijos espirituales:  hijos egipcios, palestinos, musulmanes en Francia y los niños en el desierto que alguna vez los convirtió, ella no desperdició su soltería. No digo que todos necesiten empacar y moverse por el mundo. Sería genial, pero no tiene que suceder de esa manera.  

La imagen es simple ¿cómo vas a usar tu soltería?, ¿cómo vas a usar el regalo que Dios te ha dado en este momento para la gloria de Cristo en todo el mundo?, ¿cómo harás para que su reino sea la prioridad de tu vida? La imagen que tenemos en 1 Corintios 7 es del reino de Dios como tu prioridad, confiando únicamente en la soberanía de Dios para guiarte y dirigirte en todo lo que haces.  

Entonces, quiero preguntarte soltera o casada, ¿estás contenta? ¿Estás contento? Mi pregunta obviamente ha sido predominante este día, pero, en serio, ¿existe una confianza profunda en la soberanía de Dios y hay un profundo disfrute de la gracia de Dios? Mira, lo único que pretendo con todo esto, es que basados en 1 Corintios 7, puedas decir en tu corazón: “confío en ti Dios”. No estoy diciendo que sea algo fácil de decir, pero Él, por su gracia te da la habilidad de decir que confías en Él, y valorar lo que Dios te ha dado.  

Entonces, ¿cómo puedes usarlo mejor para su gloria? Solteros, ahora ustedes están viviendo una gran esperanza y una gran herencia que supera con creces cualquier cosa en este mundo pasajero. Así que, ¿qué te parece si oramos? 

Padre, oro por los hombres y mujeres solteros que me escuchan. Dios, te ruego que permitas a los solteros que nunca han estado casados, a los solteros que han pasado por el divorcio, a los padres solteros o a los solteros que tuvieron un esposo o una esposa fallecido. Dios, te pido que derrames tu gracia en todas y cada circunstancia de la vida. Oro para que el Evangelio de la gracia sature sus vidas. Dios que ellos conozcan la identidad y la suficiencia en Cristo. Y Padre, yo oro como iglesia para que eleves solteros a través de esta familia de fe cuyas vidas resuenan para tu gloria en la singularidad que les has confiado. Dios, te pedimos que ayudes a los solteros a despreciar las ideas, las filosofías y las ideologías de este mundo para que acepten quién eres, a qué los has llamado en este momento y Dios, oro por la gracia para sostener la fortaleza en ellos. Dios, oro para que el resultado sea que un día ellos vean una multitud de personas inclinándose alrededor de tu trono debido a las vidas que han sido radical y eternamente transformadas a través de su misión en esta vida, a través del regalo de soltería en esta vida.  

Padre, oramos por los matrimonios. Todos tenemos una tendencia a mirar al otro lado de la valla y pensar que debe ser agradable. Dios ayúdanos. Oramos para encontrar nuestra satisfacción en ti. Ayúdanos a confiar en ti y ayúdanos a decir en el fondo de nuestros corazones que eres más que suficiente para mí. Eres más que suficiente Señor Jesús y es en tu nombre que oro. Amén. 

Así que, antes de terminar, quiero invitarte a que vengas conmigo al capítulo 128 de Salmos. Continuando con el tema del evangelio y su implicación en nuestra vida y nuestras familias. Espero y oro por esta serie desde que comenzamos con el Evangelio en la feminidad, espero y oro porque esta serie haya sido de ayuda para ti y tu familia. Aun quedaron muchos temas por tocar cuando llegamos al Evangelio en la feminidad, el Evangelio en la soltería, el Evangelio en el matrimonio, el Evangelio en la crianza de los hijos, el Evangelio en los niños, hay tantas cosas en las que podemos profundizar, pues la Palabra de Dios es eterna y verdadera, pero espero que en próximas series podamos sumergirnos aún más en las interrogantes que quedaron sueltas.  

Ahora, es obvio que, en nuestra cultura, incluso en el contexto de la iglesia, la imagen de la familia se ha ido perdiendo poco a poco, y se ha distorsionando, perdiendo de vista la idea que Dios nos da acerca de la soltería, el matrimonio y la crianza de los hijos. Hay tantas situaciones diferentes representadas en la cultura y en la iglesia que no hay duda de que el adversario está atacando la imagen bíblica de la familia que vemos en el Evangelio. Y como resultado, lo que quiero hacer es que nos sumerjamos en dos áreas que pueden ser las más importantes y que el adversario está atacando en la cultura y en la iglesia hoy, lo que quiero que hagamos, en los siguientes programas, es que hablemos sobre el Evangelio y el divorcio, y luego vamos a hablar sobre el Evangelio y la homosexualidad. Así que, te invito a que nos acompañes a nuestros siguientes programas de “La Biblia Dice Presenta”. Que Dios te bendiga.