¿Has sacado cosas santas de en medio de las cosas del mundo? Muchas veces nosotros u otras personas han puesto cosas santas en medio del mundo y sus placeres; hábitos, actitudes, aun tu mismo cuerpo que es templo del Espíritu Santo de Dios a veces es entregado como instrumento de pecados y es necesario sacar esas cosas santas y dejarlas a parte, santificarlas para devolver la honra a Dios.

Tú puedes y debes hacer una evaluación de las cosas que tienes y son de Dios y que posiblemente estén siendo mal usadas o abandonadas al impulso del  mundo. Rescata esas cosas santas para glorificar a Dios en tu vida, no las dejes en el poder de las tinieblas. Encuéntrate con Dios hoy y ponte de acuerdo en lo que debes sacar de este mundo.

¿Qué dejaste en poder del mundo?

Si te gustó comparte con tus amigos
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email