La Biblia relata que todo lo que Dios creó en su estado original, antes de la entrada del pecado, fue bueno, dentro de ello, el reino animal y dentro de ello, la serpiente, cualquier forma que hubiera tenido. Génesis 1:24-25 dice: Luego dijo Dios:  Produzca la tierra seres vivientes según su género,  bestias y serpientes y animales de la tierra según su especie.  Y fue así.

Gen 1:25  E hizo Dios animales de la tierra según su género,  y ganado según su género,  y todo animal que se arrastra sobre la tierra según su especie.  Y vio Dios que era bueno.

La palabra que se ha traducido como serpientes en este pasaje bíblico es la misma palabra que aparece en el versículo que introduce la historia sobre la caída en pecado de la humanidad. Se encuentra en Génesis 3:1 donde dice: Pero la serpiente  era astuta,  más que todos los animales del campo que Jehová Dios había hecho;  la cual dijo a la mujer:  ¿Conque Dios os ha dicho:  No comáis de todo árbol del huerto?

La serpiente en particular, sobre la cual habla este texto, estaba siendo utilizada por Satanás. La serpiente era simplemente un instrumento de Satanás. Esto explica por un lado por qué esta serpiente era astuta, más que todos los animales del campo que Jehová Dios había hecho. La palabra que se ha traducido como astuta, significa engañosa. Satanás es el padre de todo engaño. Por otro lado, también explica por qué esta serpiente en particular, tenga la capacidad de hablar, como lo hizo con Eva. La capacidad de hablar un idioma entendible por el ser humano, fue algo exclusivo de la humanidad, no de los animales. El apóstol Juan identifica a esta serpiente como Satanás. Apocalipsis 12:9 dice: Y fue lanzado fuera el gran dragón,  la serpiente antigua,  que se llama diablo y Satanás,  el cual engaña al mundo entero;  fue arrojado a la tierra,  y sus ángeles fueron arrojados con él.

La duda a lo largo de la historia de la humanidad es en cuanto a la forma de la serpiente antes de la entrada del pecado en el mundo, no sólo de aquella serpiente en particular que poseyó Satanás para engañar a la mujer, sino de todas las serpientes en general. Mucho se ha debatido sobre esto porque la Biblia no provee información precisa. Lo que se ha dicho se basa en deducciones de lo que la Biblia dice en cuanto a la maldición que Dios pronunció sobre la serpiente que fue utilizada para engañar a Eva. El texto se encuentra en Génesis 3:14 donde dice: Y Jehová Dios dijo a la serpiente:  Por cuanto esto hiciste,  maldita serás entre todas las bestias y entre todos los animales del campo;  sobre tu pecho andarás,  y polvo comerás todos los días de tu vida.

Después de la entrada del pecado en el mundo, Dios maldijo a la serpiente condenándola a arrastrarse sobre su pecho y a comer polvo todos los días de su vida. Esto último no se refiere a que la dieta de las serpientes es el polvo, sino que se refiere a humillación plena. Siendo así, parece que antes de la entrada del pecado en el mundo, la serpiente no andaba arrastrándose sobre su pecho y no comía polvo, o no vivía en humillación. Es lo más que se puede concluir con algo de certeza.

 

Si te gustó comparte con tus amigos
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email