La consulta para hoy es acerca de la fiesta del Carnaval. Dice: He oído que es una fiesta pagana. ¿Cuál es su origen? ¿Es diabólico el carnaval? ¿Qué dice la Biblia sobre el carnaval? ¿Por qué la gente se hace poner ceniza después de carnaval? ¿Qué se puede decir sobre las costumbres de carnaval en algunas partes del mundo como esto de mojar a la gente, arrojar harina, embriagarse y tantas otras cosas más?

El carnaval es una fiesta que se celebra en febrero o marzo. ¿Cuál es el origen de esta fiesta? Esta es una pregunta muy difícil de responder, por cuanto existen distintas versiones. Por ejemplo: algunos dicen que se remonta a los griegos, comparando este festejo con las celebraciones en honor a Dionisio. Cabe recordar que en el carnaval aparece una figura de origen griego, Momo, el rey de la burla.

Otros aseguran que el carnaval se origina en la cultura romana, encontrando similitudes entre el carnaval y las fiestas de Saturnalia (en honor a Saturno), Bacanalia (en honor a Baco) y Lupercales (en honor al dios Pan). En cuanto al significado de esta fiesta, también hay muchas versiones. Para algunos, fundamentándose en que la palabra carnaval proviene del Latín carnevale, que podría significar “quitar la carne” “o levantar la carne” dicen que la fiesta es una especie de despedida a la oportunidad de comer carne, porque inmediatamente después del carnaval viene la fiesta religiosa católico romana llamada cuaresma, la cual se extiende por cuarenta días y en la cual se debe abstener de comer carne. Pero para otros, la palabra carnaval se deriva de Carrum navale que, según dicen, tiene que ver con un festejo de burla o desenfreno. Esto explicaría el desenfreno moral que caracteriza a esta festividad. Por lo expuesto, debe ser obvio que la fiesta del carnaval no tiene ni el más mínimo fundamento, peor apoyo, en la Biblia. Quien está de acuerdo con lo que mucha gente practica en Carnaval es Satanás. ¿Cuál debe ser la actitud de los creyentes ante el carnaval? Varias cosas vienen a la mente.

En primer lugar, se debe aprovechar la oportunidad para compartir el mensaje del evangelio, haciendo ver que el placer del carnaval es pasajero y muy pronto se convierte en dolor y tragedia, mientras que la presencia de la persona del Señor Jesús en la vida de una persona trae satisfacción eterna y perdón eterno de pecado. También los creyentes debemos evitar manchar nuestro buen testimonio al participar en actividades que están reñidas con los principios bíblicos. De esta manera estaremos estableciendo una diferencia entre el estilo de vida de alguien que no conoce al Señor y nosotros que conocemos al Señor. El miércoles después de carnaval es considerado por la iglesia Católico Romana como miércoles de ceniza, día en el cual se realiza el gesto simbólico de la imposición de ceniza en la frente de los fieles católico romanos. Según la iglesia católico romana, la ceniza representa la destrucción de los errores del año anterior al ser éstos quemados.

En cuanto a las costumbres de carnaval en algunas partes del mundo, como esto de mojar a la gente, de arrojar harina, y de emborracharse, me gustaría señalar que emborracharse es pecado, no sólo en época de carnaval sino en cualquier momento. La Biblia no aprueba ni condena mojar a otros o embadurnarlos con harina, pero sería contrario a la Biblia hacerlo en contra de la voluntad de ellos y peor con el ánimo de ofender. La Biblia dice que debemos amar y respetar a los demás.

Si te gustó comparte con tus amigos
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email