Saludos cordiales amigo oyente. Es un gozo y un privilegio contar con su sintonía. Bienvenido al estudio bíblico de hoy. Si Ud. nos está escuchando por primera vez, nos gustada informarle que estamos estudiando lo que la Biblia nos ha revelado sobre el Espíritu Santo. Dentro de este gran tema hemos llegado a la obra del Espíritu Santo y más específicamente a los dones espirituales. Sobre esto, hemos definido lo que son los dones espirituales, hemos hablado de la distribución de los dones espirituales y en nuestro último estudio bíblico entramos a la descripción de los dones espirituales. Consideramos el don de apóstol y el don de profeta. En el estudio bíblico de hoy, David Logacho nos va a hablar de algunos dones más. Adelante, David, que Dios añada su bendición a tu enseñanza.

Prosiguiendo con nuestra descripción de los dones espirituales, recuerde amigo oyente, que estamos describiendo los dones del primer grupo de dones espirituales dones de comunicación. Dentro de este grupo tenemos los dones de apóstol, profeta, evangelismo, pastor-maestro, enseñanza, exhortación, palabra de ciencia y palabra de sabiduría. Habiendo cubierto ya lo que tiene que ver con el don de apóstol y el don de profeta, llegamos al don Evangelismo. A modo de definición, diremos que el don de evangelismo es la capacidad dada por Dios a algunos creyentes, por medio del Espíritu Santo, por la cual estos creyentes presentan el evangelio con tal claridad que muchos incrédulos responde positivamente recibiendo a Cristo como Salvador. Se dice también que los creyentes que poseen este don tienen las tres P.: Pasión por las almas. Proclamación eficaz. Producción de resultados. Una vez que hemos definido lo que es el don de evangelismo, pasemos a dar algunas explicaciones muy necesarias sobre este don. Primero, todo creyente tiene la responsabilidad de evangelizar, pero no todo creyente tiene el don de evangelismo. En otras palabras amigo oyente, ningún creyente se puede auto justificar por no evangelizar diciendo: Porque no tengo el don de evangelismo, no evangelizo. Note lo que dice por ejemplo Marcos 16:15 “Les dijo: Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura” Este mandato amigo oyente es universal a los creyentes. Si un creyente no esta evangelizando está en desobediencia a Dios. Pero además de esto, Dios ha dotado a algunos creyentes con el don de evangelismo para que estos creyentes estén en capacidad de proclamar el evangelio con tal contundencia que muchos incrédulos responderán recibiendo a Cristo como Salvador. Estos creyentes verán mucho mas fruto de su trabajo de evangelismo que los creyentes que no tienen el don de evangelismo. Segundo, los creyentes que tienen el don de evangelismo deben también usar su don para enseñar a otros a evangelizar. Recordemos que los dones no son para beneficio del que posee el don, sino para el beneficio de la iglesia de Cristo y la iglesia de Cristo se beneficia tanto con los nuevos convertidos que son producto de los creyentes que tienen el don de evangelismo como con los creyentes que aunque no tienen el don de evangelismo están aprendiendo a evangelizar para cumplir con su deber. Dicho esto, pasemos a revisar algunos síntomas de los creyentes que tienen el don de evangelismo. Primero, tienen una habilidad extraordinaria para dirigir la palabra a los extraños. Una gran mayoría de creyentes tienen verdadero pánico de dirigir la palabra a alguien a quien no conocen, máxime si es para compartir el evangelio, pero los que poseen el don de evangelismo no tienen ningún temor de entablar una conversación con los años. Segundo, tienen una habilidad especial para introducir verdades espirituales en cualquier tipo de conversación. Una vez un hermano y yo fuimos a un estadio a mirar un partido de fútbol. Nuestro equipo favorito de fútbol perdió el parido a nosotros no nos afecto mayormente, aunque debemos admitir que nos hubiera gustado que gane nuestro equipo, pero en los graderíos había un hombre que estaba verdaderamente consternado por la pérdida del equipo de sus amores. Mi compañero, quien tiene el don de evangelismo se acercó a este hombre y comenzó a hablarle. Empezaron a hablar de lo triste que fue ver perder a nuestro equipo e inmediatamente dijo, que había algo que él tenía que lograría hacer olvidar la tristeza. Por supuesto que este hombre se interesó en ello y esto abrió la puerta para que mi acompañante hablara de Cristo Jesús a este hombre. Así son los que tienen el don de evangelismo. Cada oportunidad que tienen para hablar con una persona la aprovechan para hablar de Cristo. En tercer lugar tienen una habilidad para persuadir e influenciar a otros. No son dos quienes lo hacen, sino el Espíritu Santo que muestra a través de ellos. En cuarto lugar, tienen una verdadera pasión por las almas. Yo he podido contemplar a creyentes con el don de evangelismo literalmente llorando por la conversión de las almas. Un hombre así fue un escocés que se llamó Juan Knox. Los que lo conocieron cuentan que se pasaba largas horas en la presencia de Dios clamando: Señor, dame Escocia o me muero. Cuanta, falta nos hacen hombres y mujeres que tengan la misma pasión por las almas. Si algunos de estos síntomas se están manifestando en su vida, amigo oyente, es muy probable que Ud. tenga el don de evangelismo. Muy bien. Veamos ahora otro don. Se trata del don de pastor-maestro. Note que es una sola cosa. Pastor-maestro. Como definición diremos que el don de pastor-maestro es la capacidad dada por Dios por medio del Espíritu Santo a los creyentes, para que los creyentes puedan ejercitar influencia sobre un grupo de creyentes con la finalidad de llevarles a la madurez cristiana. Los que tienen el don de pastor-maestro tienen la capacidad de pastorear al pueblo de Dios, protegiéndoles del error para que los creyentes se asemejen más y más al carácter de Cristo. A manera de explicación podemos afirmar que no todos los creyentes que tienen el don de pastor-maestro, tienen el oficio de pastor en una iglesia local. No es necesario tener el oficio de pastor para pastorear la grey de Dios protegiéndoles del error y buscando crecimiento espiritual en ellos. Lo que si se debería buscar siempre es que los que tienen el oficio de pastor en una iglesia local, tengan este don espiritual. A mirar los requisitos para los que aspiran al oficio de pastor, tanto en 1ª Timoteo como Tito, se ve que deben ser aptos para enseñar, lo cual evoca la presencia de este don de pastor-maestro. En cuanto a los síntomas de un pastor maestro, primero, diremos que creyentes con este don normalmente son requeridos para tornar posiciones de liderazgo. Segundo, lo que ellos dicen o hacen ejerce una poderosa influencia en los demás. Tercero, tienen la capacidad de mantener orden y disciplina en cualquier grupo. Los creyentes que tienen el don de pastor-maestro tienen hogares ordenados e iglesias ordenadas. Cuarto, son muy hábiles para discernir las necesidades de los grupos y por tanto manifiestan una disposición para ayudar a satisfacer esas necesidades. Quinto, experimentan un especial interés en el crecimiento espiritual de otros creyentes. Sexto, tiene gran interés en conocer lo más que puedan de la Biblia y se ingenian para compartir con otros lo que han aprendido. Ud. amigo oyente podrá mirar si estos síntomas están presentes en su vida y de ser así es muy posible que Ud. tenga el don de pastor-maestro. En esta ocasión hemos descrito dos dones más. La idea amigo oyente es que Ud. por un lado se informe de cuáles son los dones espirituales y por otro lado, analizando los síntomas de cada uno de los dones pueda, con algo de seguridad encontrar cuales son los dones que Ud. ha recibido del Señor. No tenemos ningún interés en llenar su cabeza con conocimiento solamente, lo que verdaderamente nos interesa es que Ud. se tome en un elemento útil para el Señor, útil para la iglesia y útil para Ud. mismo. Qué triste es ver creyentes vegetando. Una de las razones para ello es que no conocen sus dones. Quiera Dios que este tiempo que hemos pasado juntos le motive a explotar lo mucho que el Señor le ha dado.

Si te gustó comparte con tus amigos
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email