Job 38:3  Ahora ciñe como varón tus lomos;
Yo te preguntaré, y tú me contestarás.

Ayer hablamos de las palabras de C. S. Lewis en su libro Las Crónicas de Narnia: “o es más valiente que nadie en el mundo o es simplemente un tonto,”. Y de sólo pensarlo, me tiemblan las piernas, la boca se me seca y se me acelera el corazón; estar de pie ante Dios debe ser lo más grandioso que se pueda vivir y lo más aterrador al mismo tiempo, no porque fuera malo, sino porque no somos dignos. Y Dios llama a una confrontación, nos dice: “Ajústate el pantalón y hablemos”. ¿Qué harías en ese momento?, creo que no somos conscientes pero un día esto ocurrirá porque Dios estableció que todos estaremos ante Él ya sea en el Tribunal de Cristo o en el Juicio del Trono Blanco, pero todos compareceremos ante Él.

A veces por el enojo y la frustración, nos levantamos contra Dios, gritamos contra el cielo, le cuestionamos, pero ¿Qué tal si es Dios quien comienza a preguntar? ¿serás capaz de justificarte o responder?. Realmente somos tan pequeños e ilusos, porque no nos damos cuenta de la grandeza y del poder de Dios y nos atrevemos a desafiarlo constantemente. Pero Dios quiere hablar contigo, quiere escuchar tus argumentos, quiere saber qué piensas, así que Él comenzará a preguntar y espero que estés listo para responder.

¿Te levantas contra Dios?
¿Estás listo para contestar sus preguntas?
¿En cuál juicio estarás?

Si te gustó comparte con tus amigos
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email