+593 2 2475563 /   contacto@labibliadice.org
Dic 04

 Resignación o convicción

¿Cuántas veces culpamos a Dios de lo que nos pasa? La verdad es que muchas. Siempre tendemos en preguntar a Dios: “¿por qué a mí?” y pensamos, a veces porque nuestra conciencia nos acusa, que Dios se está cobrando algo malo que hicimos; por lo general tenemos esa idea de karma que es el pensamiento budista e hinduista de que todo ocurre por una ley cósmica de retribución, o de causa y efecto, en total contraposición a la verdad bíblica, ya que para este pensamiento no hay un Dios soberano sino que todo se rige por la ley de la naturaleza y una persona tiene la libertad de hacer lo bueno o lo malo pero asumiendo las consecuencias de esos actos; la idea de que esto me pasa por algo que hice es una forma de buscar un culpable y no un propósito.

Cuando entendemos que Dios es Soberano, que está en control aun de aquello que escapa de mis manos, trae paz. Esto no quiere decir que Dios quiere que yo peque o sufra sino que a pesar de mis equivocaciones Él no deja de sacar algo bueno y dar gracia para llevarme a otro nivel en la relación con Él. Si aprende de los errores, si veo el propósito de Dios puedo conocer más de su gracia y amor. Para esto comienza hoy conversando con Él, tomándote un café quizás y busca su plan para hoy.

Cómo encontrar el propósito:

1-      ¿Qué te ha pasado?

2-      ¿Por qué te ha pasado?

3-      ¿Algo puedes aprender de esto?

4-      ¿Dios te está guiando a hacer algún cambio?

5-      Habla con un consejero.

Nelson Cabrera

Nací en Posadas, Misiones, Argentina en 1977. Estudié diferentes cosas entre esas arte y teología. Vivo en Ecuador desde 1999 sirviendo a Dios, trabajando con niños y jóvenes. He pasado por muchas circunstancias buenas y malas, que me permitieron conocer a Dios de un modo personal e íntimo. Puedo compartir de aquello que Dios ha puesto en su Palabra y en mi corazón, pero por sobre todo lo que me ha dejado ver de su gloria. No es tan simple entender lo que pasa en la vida, ni tan simple explicarlo, pero quiero que juntos podamos ponerlo de un modo sencillo. Disfruta esto tanto como yo lo hice.