+593 2 2475563 /   contacto@labibliadice.org
Nov 30

Autorización

Quiero comenzar con esta premisa: “a Dios no le interesa tus cosas sino tu vida”. En un accidente puedes perder tu automóvil, tus pertenencias o en un incendio, tu casa; pero he visto muchas de estas catástrofes y personas quizás lastimadas y sentadas en el cordón de la vereda, con todas sus cosas hechas añicos pero con vida. La vida no fue permitido que se te quite.

Desde mi punto de vista es porque Dios quiere aun darte la oportunidad de que tengas un encuentro personal con Él. Quizás hubiese sido más fácil para todos y por sobre todo para Job que su vida acabe allí, pero Dios quería que él lo conociera de una forma única. No te escandalices de tus pérdidas o catástrofes, sino más bien piensa: “qué comenzó a construir Dios con este desastre”, algo que aprendí es que para construir una casa hay que nivelar el terreno y quitar todo aquello que hace del terreno inapropiado para edificar. Piénsalo, conversa con Dios mientras tomas algo con Él.

¿Qué permitió Dios que pierdas?

¿Aprendiste por qué?

¿Estás creciendo con tus pérdidas?

Nelson Cabrera

Nací en Posadas, Misiones, Argentina en 1977. Estudié diferentes cosas entre esas arte y teología. Vivo en Ecuador desde 1999 sirviendo a Dios, trabajando con niños y jóvenes. He pasado por muchas circunstancias buenas y malas, que me permitieron conocer a Dios de un modo personal e íntimo. Puedo compartir de aquello que Dios ha puesto en su Palabra y en mi corazón, pero por sobre todo lo que me ha dejado ver de su gloria. No es tan simple entender lo que pasa en la vida, ni tan simple explicarlo, pero quiero que juntos podamos ponerlo de un modo sencillo. Disfruta esto tanto como yo lo hice.