Jun 21

Exhortación

Nehemías 2:17  Les dije, pues: Vosotros veis el mal en que estamos, que Jerusalén está desierta, y sus puertas consumidas por el fuego; venid, y edifiquemos el muro de Jerusalén, y no estemos más en oprobio.

Siempre se nos ha dicho que la exhortación es una llamada de atención, de ánimo para que hagamos un cambio y salgamos adelante de una situación difícil o mal hábito. Pero para que haya una buena exhortación se necesitan varios ingredientes, pues no es simplemente una crítica o un regaño de alguien molesto por nuestras faltas. La idea está en hacer entender el problema real y la situación caótica en que uno se encuentra y de desde allí proponer acompañar a un cambio, ofreciendo la ayuda y asistencia necesaria.

Hoy escuchamos a muchos regañar pero a pocos hacerse parte del problema y solución, pocos son los que quieren meterse en el fango y ayudarte a salir del pozo donde estás metido. Nehemías les hace reconocer la situación de la ciudad y les anima a reconstruir lo dañado. Realmente eso es lo que necesitamos hoy en la vida de muchos que están pasando por un mal momento, ya sea por el dolor y consecuencia de sus propios pecados o por abatimientos de la vida. Todos necesitamos a alguien que quiera ponerse a nuestro lado y acompañe a salir de la ruina en que nos encontramos y nos anime a salir juntos. Piensa en esto con un café que viene bien.

¿Te exhortan o te regañan?
¿Eres de los que están dispuestos a acompañar a alguien a salir adelante?
Proponte ayudar a alguien este día.

About The Author

Nací en Posadas, Misiones, Argentina en 1977. Estudié diferentes cosas entre esas arte y teología. Vivo en Ecuador desde 1999 sirviendo a Dios, trabajando con niños y jóvenes. He pasado por muchas circunstancias buenas y malas, que me permitieron conocer a Dios de un modo personal e íntimo. Puedo compartir de aquello que Dios ha puesto en su Palabra y en mi corazón, pero por sobre todo lo que me ha dejado ver de su gloria. No es tan simple entender lo que pasa en la vida, ni tan simple explicarlo, pero quiero que juntos podamos ponerlo de un modo sencillo. Disfruta esto tanto como yo lo hice.