Aprecio mucho su interesante pregunta. Según el relato bíblico, luego que Caín mató a su hermano Abel, Dios maldijo a Caín. Como resultado, entre otras cosas, Caín fue condenado a vivir como errante en la tierra. Consciente de lo que esto significaba, Caín rogó misericordia de parte de Dios. Dijo a Dios: Grande es mi castigo para ser soportado. He aquí me echas hoy de la tierra, y de tu presencia me esconderé, y seré errante y extranjero en la tierra; y sucederá que cualquiera que me hallare, me matará. A pesar de la gravedad de la falta que cometió Caín, Dios fue misericordioso con él y la manera de hacer práctica la misericordia de Dios hacia Caían aparece en el texto que fue materia de su pregunta. Se encuentra en Génesis 4:15. Permítame leer este texto. La Biblia dice: Y le respondió Jehová:  Ciertamente cualquiera que matare a Caín,  siete veces será castigado.  Entonces Jehová puso señal en Caín,  para que no lo matase cualquiera que le hallara.

Dios puso sobre Caín una señal. La Bibliia no revela con precisión cómo era esa señal. En todo caso, todos los habitantes del mundo en ese tiempo sabían que no debían atentar contra la vida de Caín. Por otro lado, la misma señal para protección de Caín también era un permanente mensaje para todos los habitantes del mundo de ese tiempo que Caín fue el primer asesino de la historia de la humanidad. Su duda en concreto se origina en el hecho que, asumiendo que en la tierra estaban solamente Adán, Eva y Caín. ¿Quiénes podrían atentar contra la vida de Caín? ¿Será que había otros seres humanos en el mundo de aquel entonces que no se descendieron de Adán y Eva? Pues, lo que necesita tomar en cuenta en su razonamiento es que, en cumplimiento del mandato de Dios, tanto Adán y Eva como sus descendientes, se reprodujeron rápidamente, de modo que durante el tiempo que vivió Caín debe haber compartido su espacio territorial con muchos hijos, hijas, nietos, nietas, bisnietos, bisnietas, tataranietos, y tataranietas y más descendientes de Adán y Eva. De modo que los que podrían atentar contra la vida de Caín en venganza por la muerte de Abel fueron los mismos descendientes de Adán y Eva, es decir los parientes de Caín. Adán y Eva tuvieron muchos hijos e hijas. Adán vivió nada más y nada menos que novecientos treinta años. Vivió ochocientos años después que engendró a Set. Imagine cuántos hijos habrán tenido durante todo este tiempo y en una época cuando no se conocía la existencia de anticonceptivos. Por eso es que encontramos textos como Génesis 5:4 donde dice: Y fueron los días de Adán después que engendró a Set,  ochocientos años,  y engendró hijos e hijas.  Y fueron todos los días que vivió Adán novecientos treinta años;  y murió.

A su vez, estos muchos hijos e hijas de Adán y Eva se reprodujeron y tuvieron descendencia, de modo que había mucha gente que pudo haber atentado contra la vida de Caín por su pecado de asesinar a su hermano Abel.