La pregunta del día tiene que ver con un texto del Antiguo Testamento, específicamente, Deuteronomio 18:10. Allí se usa la expresión “pasar por el fuego”. ¿A qué se refiere esta expresión? ¿Será que tiene algo que ver con hablar cosas con doble sentido, para inducir a alguien a pensar mal? ¿Qué me pueden decir?

Muchas gracias por su pregunta. Consideremos el texto en Deuteronomio 18:10. Para tomar el contexto, permítame leer Deuteronomio 18:9-14. La Biblia dice: Cuando entres a la tierra que Jehová tu Dios te da, no aprenderás a hacer según las abominaciones de aquellas naciones. No sea hallado en ti quien haga pasar a su hijo o a su hija por el fuego, ni quien practique adivinación, ni agorero, ni sortílego, ni hechicero, ni encantador, ni adivino, ni mago, ni quien consulte a los muertos. Porque es abominación para con Jehová cualquiera que hace estas cosas, y por estas abominaciones Jehová tu Dios echa estas naciones de delante de ti. Perfecto serás delante de Jehová tu Dios. Porque estas naciones que vas a heredar, a agoreros y a adivinos oyen; mas a ti no te ha permitido esto Jehová tu Dios.

Este pasaje bíblico es parte de las instrucciones que Dios dio a su pueblo escogido Israel por medio de Moisés, cuando el pueblo estaba a punto de entrar a la tierra que Dios prometió a sus antepasados. El territorio que Dios había designado para el pueblo de Israel, conocido como la tierra prometida estaba habitada originalmente por pueblos y naciones en extremo paganos. Pueblos y naciones que estaban totalmente entregados a la inmoralidad en todo sentido. Después de entregar algunos mandatos relacionados con la conducta del pueblo de Israel, note lo que les dijo Dios según Levítico 18:24-27 “En ninguna de estas cosas os amancillaréis; pues en todas estas cosas se han corrompido las naciones que yo echo de delante de vosotros, y la tierra fue contaminada; y yo visité su maldad sobre ella, y la tierra vomitó sus moradores. Guardad, pues, vosotros mis estatutos y mis ordenanzas, y no hagáis ninguna de estas abominaciones, ni el natural ni el extranjero que mora entre vosotros. (porque todas estas abominaciones hicieron los hombres de aquella tierra que fueron antes de vosotros, y la tierra fue contaminada)

Abominación es cualquier cosa que ofende a Dios. Entre estas abominaciones, está justamente lo que es materia de su pregunta. Los hijos de Israel no debían aprender de las naciones paganas a hacer pasar a su hijo o a su hija por el fuego. Esta expresión, amable oyente, no tiene nada que ver con decir cosas con doble sentido e inducir al oyente a pensar mal. Tiene que ver con la práctica de las naciones paganas que habitaban en el territorio que Dios había prometido al pueblo de Israel, de sacrificar a sus hijos o a sus hijas en el fuego sagrado, como una forma de adoración a su dios falso llamado Moloc. Tristemente, a pesar de la advertencia de Dios a su pueblo Israel, años más tarde los israelitas se entregaron a esta práctica detestable para Dios y como consecuencia, Dios los castigó con severidad. Note lo que dice Jeremías 32:34-35. Antes pusieron sus abominaciones en la casa en la cual es invocado mi nombre, contaminándola. Y edificaron lugares altos a Baal, los cuales están en el valle del hijo de Hinom, para hacer pasar por el fuego sus hijos y sus hijas a Moloc; lo cual no les mandé, ni me vino al pensamiento que hiciesen esta abominación, para hacer pecar a Judá.