Un contacto diario con la Biblia
cambiará tu vida

Nuestros Programas
Estudio bíblico

Estudio bíblico

La Pregunta del Día

La Pregunta del Día

Café con Dios

Café con Dios

Siempre Amigas

Siempre Amigas

Una Pausa en tu Vida

Una Pausa en tu Vida

Conozca la respuesta a

la pregunta del día

¿Existe diferencia entre los ángeles caídos, los espíritus inmundos y los demonios?

De un análisis de los textos que tratan este asunto parece que ángeles caídos, espíritus inmundos y demonios son términos sinónimos. Permítame mencionar los siguientes textos a manera de descargo por lo dicho. Primero, Marcos 1:26 dice: «Y el espíritu inmundo, sacudiéndole con violencia, y clamando a gran voz salió de él» Lo que este texto dice es parte del relato de una experiencia de Jesús en Capernaúm. Mientras enseñaba en la sinagoga, un hombre endemoniado comenzó a gritar: ¡Ah! ¿Qué tienes con nosotros, Jesús nazareno? ¿Has venido para destruirnos? Sé quién eres, el Santo de Dios. Ante esto, Jesús le reprendió, diciendo: ¡Cállate, y sal de él! Lo que pasó luego es lo que acabamos de leer. Note que el escritor dice que el espíritu inmundo salió de ese hombre sacudiéndole con violencia y clamando a gran voz. Ahora leamos una porción acerca de este mismo incidente, pero en el libro de Lucas. Ponga atención. Lucas 4:35 dice: «Y Jesús le reprendió, diciendo: Cállate, y sal de él. Entonces el demonio, derribándole en medio de ellos, salió de él, y no le hizo daño alguno» Aquí lo tiene. Lo que Marcos llamó espíritu inmundo, Lucas llamó demonio. La conclusión […]

¿Quién repartió conducto al turbión,
Y camino a los relámpagos y truenos,
Haciendo llover sobre la tierra deshabitada,
Sobre el desierto, donde no hay hombre,
Para saciar la tierra desierta e inculta,
Y para hacer brotar la tierna hierba?

Job 38:25-27
Devocional

Café con Dios

Job 38:25-27  ¿Quién repartió conducto al turbión, Y camino a los relámpagos y truenos, Haciendo llover sobre la tierra deshabitada, Sobre el desierto, donde no hay hombre, Para saciar la tierra desierta e inculta, Y para hacer brotar la tierna hierba? Tenemos el errado concepto de que somos el centro del universo y que Dios está sólo para nosotros como un mayordomo que viene al sonar la campanilla. Y aunque Dios tiene un trato único con nosotros también se ocupa del resto de su creación, riega la tierra donde no hay hombre, pone límites al mar y hace crecer la hierba que no vemos ni prestamos atención y Él está pendiente de todo eso y al mismo tiempo pendiente de ti y de mí. Lo grandioso es que si Dios se ocupa de esas cosas que parecen no ser importante y que hace que se sostenga la vida en este planeta, también se ocupa de nosotros como hijos suyos, si da agua al desierto cuánto más te saciará a ti. No dudes de su cuidado, pero tampoco te creas que eres el ombligo del mundo y que todo lo que ocurre es en torno a ti. Dios es Soberano y cuida a toda su creación, nos ama y quiere tomarse un café contigo hoy, disfrútalo. ¿Te has puesto a pensar en que Dios cuida aún a las plantas del desierto? ¿Confías en que también te cuidará a ti? Alábalo hoy por su soberanía.

Contáctenos

Correo electrónico: contacto@labibliadice.org

Teléfono: +593 2-247-5563

Dirección: Av. Galo Plaza Lasso N63-183 y Cedros, Quito, Ecuador

Casilla de correo: 1708-8208