+593 2-247-5563 contacto@labibliadice.org
Arriba

¡Qué atropello a la razón!

Históricamente la palabra razón, estuvo separada de la emoción. Ser racional o inteligente se asociaba solamente con algunos pocos dotados que podían dar cuenta de su coeficiente intelectual, su pensamiento lógico y analítico. Mientras tanto, la vida emocional quedaba detrás del telón sin considerarse como una inteligencia más. El manejo de la ira, la capacidad de sobreponerse a las crisis, el humor, la tristeza y toda la gama de emociones parecían intoxicar la idea de ser inteligentes. En la actualidad, el cambio de paradigma nos favorece y se ajusta con lo que la Biblia ya había dicho desde años. La vida emocional es inseparable de la razón, porque nos constituye y determina en las personas que somos, entre otros factores que también intervienen. Es...

Históricamente la palabra raz...

Leer Más

Atrapados

Las redes sociales son hoy las protagonistas en el escenario donde se desarrollan nuestros niños, adolescentes y jóvenes. Ninguna palabra mejor que esta: “Redes”. Te atrapan y te enredan si se lo permites. Como en todo hábito, el problema no está en el uso sino en el abuso. Está científicamente comprobado que la exposición constante a redes sociales produce en nuestro organismo una descarga de dopamina que es la hormona que nos proporciona placer y calma el estrés. La dopamina es fuertemente adictiva. Cuando nuestros jóvenes se encuentran desconectados de las redes por cualquier causa (fuera de señal, sin batería, sin saldo, Etc.) caen en un estado de abstinencia que les altera, igual que un adicto sin su droga o un alcohólico sin...

Las redes sociales son hoy las...

Leer Más

Siempre hay un “Pero”

En la escritura, las palabras cumplen funciones apropiadas para la coherencia y la cohesión discursiva. Sin dichas funciones, la escritura sería desordenada y carecería de sentido. Entre muchas de ellas, la palabra “pero” resulta ser un conector interesante. Entre otras cosas, lo que indica es que contrapone una proposición con otra. O sea que su función principal es la de iniciar una segunda cláusula estableciendo una cierta contrariedad entre las dos proposiciones que coordina. ¿Te confundió esta definición Tan técnica?...

En la escritura, las palabras ...

Leer Más

El mismo precio, el mismo pago

La dimensión verdadera de las trágicas consecuencias del pecado de todo hombre queda en evidencia al comprender la verdadera dimensión de la gracia de Dios que fue necesaria para cubrir tal pecado. En un aspecto el pago o costo por redimirnos fue exactamente igual para todos, tanto para el “buenito” como para el peor de los hombres. El pago fue el mismo porque el precio o la consecuencia de pecar fue la misma: LA MUERTE. Puedes leerlo en Romanos 5:12. Algunos se auto convencen de que no necesitan tanto de Dios como fulano o mengano. Porque fulano es criminal o mal padre y porque mengano es ladrón o asesino. “Pero yo no. Soy una ¿buena persona?...

La dimensión verdadera de las...

Leer Más

Estemos de acuerdo en esto

La palabra acuerdo viene del latín acordaré, compuesto a la vez por otras dos: ad y cord. La primera significa asimilación, acento, aclamar y la segunda: corazón. Si unimos todos los significados sería algo así como: Unir los corazones. Poner el acento en lo que dos corazones ligan. Atar como con una cuerda dos sentimientos o pensamientos. Cada vez que hacemos algún acuerdo o decidimos estar de acuerdo con alguien, atamos, unimos, ligamos algo nuestro con lo del otro. ¿Interesante verdad? Todos los días, casi sin darnos cuenta, avanzamos (o retrocedemos) según las cosas y personas con las que vamos acordando. Algunas de ellas son imperceptibles y casi impensables, pero condicionan nuestra experiencia. A lo largo de tu vida, has pactado según tus...

La palabra acuerdo viene del l...

Leer Más

Causa y efecto

Si tenemos que mencionar tres palabras que no existen en el diccionario del cielo esas son: Accidente, suerte, y casualidad. En todo caso podríamos aceptar: causalidad, que suena parecido pero significa lo opuesto. Tal vez en este plano podamos ubicar la tan conocida ley de “Causa y efecto”, también llamada ley de Boomerang o “Acción-Reacción” o “Boom”. Más allá de cómo se llame, quién la haya enunciado o cómo la apliquemos, si deseamos encontrar causa alguna para cada situación que produzca en nosotros algún efecto, sea deseado o no, esa causa se debe escribir con mayúsculas, porque esa Causa es nada más y nada menos que Dios mismo. Sí. Él es la causa de todo efecto y de todo acontecimiento. El Apóstol...

Si tenemos que mencionar tres ...

Leer Más

Lo esencial

Muchas de las últimas películas de ficción preferidas, guardan un estilo futurista. Juegan con la fantasía de un mundo que quedará en pie luego de este presente que vivimos. En esos futuros, se salvarán solo algunos y algunas con poderes especiales o elegidos para rescatar lo poco que quede en pie. Los juegos del hambre, Correr o morir o Divergentes, fueron pensados por sus guionistas con estas características. Cuando leo este texto que manifiesta el deseo del corazón del apóstol Pablo, pienso en dos dimensiones: Una futura y otra presente. Parece que el apóstol está queriendo decirnos algo en el presente, pero con la mirada hacia el futuro. Pero no como guion de película sino como una obra real que Dios hace...

Muchas de las últimas pelícu...

Leer Más

Acuérdate de Él

Me parece más que oportuno leer estas advertencias del gran Rey Salomón escritas hace varios siglos y relatadas en las páginas del sagrado libro de la Biblia: “Gente joven: ¡la juventud es hermosa! Disfruten de cada momento de ella. Hagan todo lo que quieran hacer, ¡no se pierdan nada! Pero recuerden que tendrán que rendirle cuentas a Dios de cada cosa que hagan. Así que dejen de preocuparse y mantengan un cuerpo sano… No dejes que la emoción de la juventud te lleve a olvidarte de tu Creador. Hónralo mientras seas joven, antes de que te pongas viejo y digas: «La vida ya no es agradable». Acuérdate de Él antes de que la luz del sol, de la luna y de las estrellas...

Me parece más que oportuno le...

Leer Más

Trepado en el árbol

Cuando llega un personaje famoso a cierta ciudad, todos los dispositivos de seguridad son reforzados. Sin embargo, con tal de ver a dicho personaje, las multitudes usarán cualquier método para alcanzar cercanía o por lo menos llegar a verlo en vivo. Algo similar le ocurrió al hombre de este relato. Zaqueo, un cobrador de impuestos del imperio romano. Un vecino poco estimado y despreciado por la comunidad judía. No le era permitido participar en las actividades de la sinagoga, ni seria jamás invitado a tomar un café, ni a cenar con ninguno de ellos. Pero su curiosidad por ver a Jesús pudo más que sus prejuicios. Se acercó lo más que pudo y, como su baja estatura no lo favorecía, entonces simplemente logró...

Cuando llega un personaje famo...

Leer Más

¿Y mi regalo?…

Una escena típica que hemos vivido todos aquellos padres que hemos criado hijos, es el hecho de llevarlos a la fiesta de cumpleaños de alguno de sus amiguitos y, apenas llegas a la fiesta, te recibe el cumpleañero con la típica pregunta: “¿y mi regalo?...

Una escena típica que hemos v...

Leer Más