+593 2-247-5563 contacto@labibliadice.org
Arriba

Tu voz me lleva a las aguas

Noé no sabía nada de astilleros, y tuvo que construir un transatlántico. La joven generación de huérfanos en el desierto de Sinaí bajo el mando de Josué nunca había visto un charco de agua, y tuvo que atravesar el mar a pie con sus aguas por muro a derecha y a izquierda. Y nada de disfrutar el paseo. Pedro había andado por el mar de Galilea cientos de veces atravesando olas dentro de su bote. ¡Pero nunca fuera de él, caminando sobre el agua!!! Estos son solo algunos ejemplos de tantos que me muestran que Dios te llevará cada tanto a lugares donde no haces pie, donde no tienes experiencia, donde te encuentras en desventaja y debilidad, porque solo bajo esas circunstancias...

Noé no sabía nada de astille...

Leer Más

Goteras en el techo

Los días de lluvia tienen un atractivo particular. Algunos los prefieren, otros los hallamos algo molestos para el desarrollo de nuestros planes. Si estás buscando dónde vivir o en qué zona podrás construir tu vivienda, lo mejor es reconocer dicha zona un día de lluvia. Allí comprobarás lo bajo de un terreno o lo inundable que puede llegar a ser. Si se trata de una construcción surgirán indefectiblemente, las evidencias de goteras en el techo y otras filtraciones imposibles de visibilizar en días espléndidos de sol. Lo que intento decir es que las tormentas ponen de manifiesto aspectos que no lo hacen los días de buen clima. Las imperfecciones por donde el agua filtra, las famosas ¨grietas¨, quedan demostradas solamente ante las...

Los días de lluvia tienen un ...

Leer Más

Disfrutando de tu Dios

Alguien dijo, y con razón, que si no vives disfrutando del Dios de las bendiciones nunca disfrutarás de las bendiciones de Dios. De alguna manera todos vivimos a diario rodeados de bendiciones. Una cama seca y una cobija limpia, (hay quienes la desean y no la tienen). Una taza de café al levantarte, (hay quienes la desean y no la tienen). El saludo afectuoso de tu hija, (hay quienes lo desean y no lo tienen). Un techo que te protege de la lluvia, (hay quienes lo desean y no lo tienen). Más de diez contactos en la lista de tu teléfono a los que podrías llamar en este instante y te regalarían aunque sea un minuto para escucharte, (hay quienes lo desean...

Alguien dijo, y con razón, qu...

Leer Más

Pactos que no se rompen

¿Has visto un arco iris en el cielo? El espíritu curioso de Isaac Newton lo llevó hace siglos atrás a analizar y estudiar dicho fenómeno. Lo cierto es que tal belleza natural es posible disfrutarla, luego de que los rayos de Sol atraviesan pequeñas gotas de agua suspendidas en la atmósfera. Lo que Newton comprobó, es que la luz blanca del Sol contiene colores partiendo del rojo y pasando por el naranja, el amarillo, el verde, el azul, el añil y el violeta. Como si fuera un prisma, la descomposición de la luz en todos sus matices, forma este arco maravilloso que se observa en dirección opuesta al Sol luego de un período gris de lluvia. Y lo más asombroso es...

¿Has visto un arco iris en el...

Leer Más

Oro puro

La Biblia, la Palabra de Dios, utiliza varias veces la figura del fuego asemejándolo con la adversidad. Así, una persona probada es aquella que pasa por el fuego de Dios y sale más purificado. En verdad las adversidades de la vida pueden tener un efecto enriquecedor, y en descubrir esta lección está una de las verdades más caras de tu existencia en esta tierra. Creo que hay dos tipos de personas: aquellas que quedan desgastadas después de atravesar momentos difíciles y aquellas que salen más enriquecidas, más purificadas. Es que el mismo fuego que quema es el que purifica. Depende cuál sea tu óptica de la adversidad. Hay quienes se la pasan quejándose, diciéndole a Dios que tienen un gran problema, en vez...

La Biblia, la Palabra de Dios,...

Leer Más

¿Será que está dormido?

Las catástrofes naturales no dejan de sorprendernos. Tristeza, desesperación y dolor para tantas familias que nunca se hubiesen imaginado ser protagonistas de un desastre. Hoy muchas personas lloran a sus muertos y nuestro corazón se duele con ellas. La vida transcurre entre soles y nubes. Entre calmas y tormentas. Más de una vez nos sentimos perecer ante ello al mismo tiempo que sentimos a Dios tan ausente. Como dormido ante nuestra necesidad. ¿No ves que perecemos?, fue la pregunta de los discípulos. Por supuesto también tú y yo nos preguntamos lo mismo cuando lo inesperado y lo repentino nos alcanza y nos roba la seguridad que teníamos. Esa sensación de que Dios nos ha abandonado en algún momento de la vida, es fuerte,...

Las catástrofes naturales no ...

Leer Más

Milagros, señales y maravillas

Hay momentos en la vida que necesitaríamos alguien que venga a nosotros con milagros. Si fuera posible frotar la lámpara de Aladino para pedir tres deseos, siempre tendríamos una lista de ellos para pedirle. La realidad nos confronta con la impotencia de reconocernos seres vivientes y seres humanos que no podemos, por más esfuerzo que hagamos, producir nada milagroso ni maravilloso más allá de nuestros límites humanos. Circulan por ahí, versiones filosóficas que prometen que, declarando lo que deseas, el universo te lo concede. Lo cierto es que nada podemos hacer más allá de nuestra condición de seres humanos. Si hay alguien que confirmó su identidad divina fue Jesús. A través de milagros, señales y maravillas. Milagros como una demostración de Su...

Hay momentos en la vida que ne...

Leer Más

Sólo mueve la piedra

Cuenta la historia que un día, un joven quiso aprender algo sobre la obediencia. Ante este deseo, el anciano de la aldea le pidió que empujara una gran piedra que había cerca del lugar. El joven, ávido por aprender la lección, empujó con fuerza la piedra. Al día siguiente, se repitió la situación y el joven volvió a empujar la piedra. Así lo hizo por varios días hasta que, al ver que la piedra no se movía, le dijo al anciano que no entendía la lección y que ya no empujaría más porque la piedra no iba a moverse. Ante tal frustración y con mucha paciencia, el anciano le dijo: Mira tus músculos, mira tus piernas y tu espalada. Todos estos días...

Cuenta la historia que un día...

Leer Más

Amor garantizado

¿Creer en el amor de Dios cuando la mayoría de las cosas que pasan en el mundo aparentan lo contrario? ¡Eso sí que suena difícil! A lo largo de los tiempos, la historia de la humanidad fue atravesada por injusticias, guerras, genocidios, violencia, hambre, diferencias de clases, ricos que se aprovechan de los pobres, niños abandonados y tantos otros males que nos hacen dudar no solo del amor de Dios sino de su existencia. Este escenario presenta un campo que nos deja perplejos. Preguntas sin respuestas. Dolores que no cesan. Sufrimientos que dejan dolor y un Dios que se percibe como ajeno, lejano, indiferente. Esto vuelve insoportable la vida. ¿Te imaginas a Dios sentado en su sillón disfrutando de cómo el...

¿Creer en el amor de Dios cua...

Leer Más

Viendo lo invisible

Tomás es un chico de siete años que vive con su mamá, una pobre costurera, en su solo cuarto, en una pequeña ciudad del norte de Escocia. La víspera de Navidad, en su cama, el chico espera, ansioso, la venida de Papá Noel. Según la costumbre de su país, ha colocado en la chimenea una gran media de lana, esperando encontrarla, a la mañana siguiente, llena de regalos. Pero su mamá sabe que no habrá regalos de Navidad para Tomás por su falta de dinero. Para evitar su desilusión, le explica que hay bienes visibles, que se compran con dinero, y bienes invisibles, que no se compran, ni se venden, ni se ven, pero que lo hacen a uno muy feliz: como...

Tomás es un chico de siete a...

Leer Más