+593 2-247-5563 contacto@labibliadice.org
Arriba

Enterrado, detectado y ¡restaurado!

En otra de mis tantas visitas a “la casa en la playa”, como nuestras hijas llaman al lugar al que viajamos algunas veces en el año, en Same, provincia de Esmeraldas, me llamó la atención ver a dos muchachos que buscaban monedas enterradas en la arena. Con un moderno detector de metales electrónico de ultra sonidos, que detecta metales enterrados bajo tierra hasta más de un metro de profundidad, dos jóvenes “barrían” cada metro cuadrado de playa escuchando las diferentes frecuencia de sonidos que emitía el aparato. “A veces encontramos metales viejos y oxidados, sin valor alguno. Otras veces hallamos monedas, nuevas y antiguas. Las nuevas y de valor las restauramos y usamos nuevamente”. (De hecho, en los cinco minutos...

En otra de mis tantas visitas ...

Leer Más

¿Quién soy? en realidad…

Caminaba por la orilla como tantas otras veces. La crecida de los ríos había ensuciado el mar con resaca más que en años anteriores. Esa maraña de troncos, palos, y ramas secas cubría casi la totalidad de la arenosa playa. El aspecto se asemejaba más a una escena de terror que a un paisaje estival. Madera seca de todas las formas, colores y tamaños estorbaban mi andar por aquella playa. Escogí una rama, una cualquiera, no la mejor, más bien casi la más fea. La llevé al jardín de mi casa, a mi huerto. La injerté a un frondoso árbol que crecía en el medio del jardín. Esa rama muerta cobró vida, se llenó de rica savia, brotó. Hoy luce...

Caminaba por la orilla como ta...

Leer Más

¿Cuál de los tres?

Y así termina este relato con tres personas en distintos lugares, de un lado de la puerta, el hijo menor, el que había malgastado los bienes de la familia con rameras y farras, pero que se había arrepentido y confesado su pecado, asombrado por el banquete con que se le recibió y en medio de aceptación y danzas de júbilo. Del otro lado de la puerta, el otro hijo, el mayor, el que mantuvo en todo momento una conducta intachable, el que vivía en el estricto cumplimiento de las leyes de la casa, igual que aquellos fariseos del versículo 2 que escuchaban la parábola. Con su corazón lejos del padre. En fin, un hijo amargado y rencoroso. Y en el...

Y así termina este relato con...

Leer Más

Te perdiste la fiesta

No podemos despedirnos de esta cautivante historia sin dedicar un segmento al hijo mayor. Pues esta historia comienza con una FAMILIA IDEAL. Continúa con una FORTUNA INMENSA. Prosigue con una FALSA ILUSIÓN, la del hijo yéndose lejos. Sigue con un FINAL INESPERADO, con los cerdos, y acaba con una FIESTA INIGUALABLE. Pero en esa fiesta faltaba el otro hijo, estaba enojado, fuera de la fiesta, hablando a la puerta con el Padre sin querer entrar. Dice el versículo 28 de nuestro capítulo 15: “Entonces se enojó, y no quería entrar”. Tanto lo uno como lo otro te dejan fuera de la vida de la gracia. Tanto el temor al castigo (que te mantiene lejos del amor del Padre), como la...

No podemos despedirnos de esta...

Leer Más

Borrón y cuenta nueva

El muchacho desobediente de nuestra historia en el evangelio de Lucas, (o hijo pródigo) se encontraba ya en casa de su padre, en su lugar. Había sido perdonado. Aún no lograba creerlo. En realidad había vuelto a su casa con una mezcla de temor y esperanza. Temor de ser rechazado y esperanzas de ser recibido, pero el Padre le demostró ser no solo mejor que sus temores, sino también mayor que sus esperanzas. Es que cuando buscas con sinceridad el rostro de Dios y te arrepientes, quedas sorprendido con su inagotable sobredosis de Gracia. Dice Juan 1:16: “Y de su plenitud tomamos todos, y gracia sobre gracia”, o lo que llamo: “Sobredosis de gracia”. Sí. En ese efusivo beso se...

El muchacho desobediente de nu...

Leer Más

Detrás del telón

El mundo de la pantalla grande siempre es uno de los escenarios más admirados. Ricos y famosos, bellas y bellos, habilidosos y no tantos, todos desfilan sus virtudes en largometrajes cinematográficos. Cada vez que ves el extreno de una nueva película, sus protagonistas dan un salto más en la pasarela de la fama. Sus nombres pasan a primera plana y son comentados por varias  semanas, aumentando sus posibilidades de conquistar el tan preciado premio “Oscar”. Pero la película se acabó, las luces del cine comienzan a apagarse y muy lentamente una extensa lista de pequeños nombres cubre la pantalla. Si no eres rápido para leer, apenas desapareció el primero de la lista que ya llega el segundo, y el tercero,...

El mundo de la pantalla grande...

Leer Más

Envenenado y envenenando

Muchas veces nos han lastimado, ya sea intencionalmente o por accidente, y eso hace que en el corazón crezcan raíces de rencor y hasta sed de venganza. La acción de perdonar se define como abstenerse de vengar una ofensa recibida, sin deseos de guardar resentimiento ni rencor, sino de renunciar al supuesto derecho de vengarse, sin importar lo que la otra persona haya hecho. Por el contrario, rencor es rehusarse a ceder ante el resentimiento, insistiendo en que el culpable pague por el daño que haya ocasionado. Perdonar puede ser difícil porque la creencia más común es que el culpable no debe escapar de ser castigado como lo merece. Sin embargo, al haber creído en Cristo como nuestro Salvador, renunciamos...

Muchas veces nos han lastimado...

Leer Más

Un año más de muerto

Era una fiesta de cumple años. No cualquier fiesta; la realeza se encontraba reunida en el palacio imperial romano, en Jerusalén. ¿El agasajado?, un loco llamado Herodes. (Puedes enterarte de sus demenciales actos leyendo cualquier biografía de historia antigua). Entre sus excesos, la moral no fue la excepción.  Mantenía una relación con Herodías, su cuñada. Sí, como te dije, ¡su cuñada! Como puedes ver, este asunto de “todo vale”, del relativismo moral y del hedonismo, no es cuento nuevo; no, para nada. Resulta que en aquella fiesta de lujuria, su sobrina bailó sensualmente y agradó al alcoholizado monarca. Este, sin medir sus palabras, dijo a la muchacha: “Pide lo que quieras. Hasta la mitad de mi reino puedo darte”. La...

Era una fiesta de cumple años...

Leer Más

Tragedia social

En esta etapa de tiempo que transcurre ante nuestros ojos, nos estamos acostumbrando a observar la metamorfosis de la familia tradicional que se transforma, dramáticamente, en nuevos modelos “adaptables” a las tendencias actuales como el matrimonio igualitario, Etc. Así como nosotros nos quejábamos cuando mamá nos echaba alcohol en una herida y nos defendíamos, también hoy, esta sección de la población que sostiene una postura diferente a los modelos preestablecidos por nuestras constituciones, (mayoritariamente regulados por la Santa Biblia) reacciona ante la crítica y la opinión pública al respecto y se queja, exigiendo igualdad de derechos e inserción en la sociedad. ¡No a la discriminación!, objetan. ¿Cuál debiera ser nuestra actitud ante esta oleada de moralidad relativa que estamos presenciando?...

En esta etapa de tiempo que tr...

Leer Más