+593 2-247-5563 contacto@labibliadice.org
Arriba

por el gozo puesto delante de él

La famosa carrera de Maratón hace referencia al acto heroico en el cual Domedrión, general ateniense, corrió 42 kilómetros para dar la noticia al Gran Alejandro Magno sobre la victoria del ejército heleno en dicha ciudad: Marathon. Cuando los atletas griegos se disponían a correr la Maratón cada año lo hacían  conmemorando aquel suceso y a aquel soldado. De alguna manera cada competidor era poseído por ese espíritu de héroe y sólo pensaba en llegar primero. Sumado a este estímulo interior había otro externo que era el observar al podio, el estrado, los laureles, la corona que, intencionalmente, se ponía en el miso lugar de la partida. También hoy, en las carreras modernas, muchas veces el lugar de la largada...

La famosa carrera de Maratón ...

Leer Más

piedad superficial

Prometemos lealtad en todos los ámbitos de nuestra vida. A veces incondicional y perpetua (como los votos maritales), otras condicionadas y cotidianas como mi compromiso laboral diario o mis obligaciones familiares. Algunos se esfuerzan por cumplirlas con responsabilidad  haciendo honor a sus palabras, otros viven vidas displicentes e irresponsables faltando a sus obligaciones y rompiendo sus votos a cada paso.  Esto es trágico, pero mucho más trágico se torna aun cuando esas promesas incumplidas van direccionadas a Dios. El texto arriba citado es tajante al respecto: “Vuestra lealtad es como nube matinal, y como el rocío de la madrugada, que se desvanece.” Son palabras de Dios y se pueden oír con cierto dejo de tristeza y melancolía. Como si Dios...

Prometemos lealtad en todos lo...

Leer Más

permanecer de pie

Los árboles se quiebran como palillos de dientes o vuelan hacia arriba, arrancados de la tierra. Techos enteros navegan a la deriva, automóviles dan volteretas como si fueran juguetes, paredes se derrumban y una montaña de agua salta desde la playa y sepulta la tierra. Un huracán corta y hace pedazos, y sólo los cimientos sólidos sobreviven a su furia incontrolable. Pero esos cimientos pueden usarse para la reconstrucción después de la tormenta. Para cualquier edificio, los cimientos son críticos. Deben ser lo suficientemente profundos y sólidos para soportar el peso del edificio y otras presiones. Las vidas son como los edificios, y la calidad de sus cimientos determinará la calidad del resto. Con demasiada frecuencia se usan materiales de...

Los árboles se quiebran como ...

Leer Más

pecadores perdonados

Todos hemos sido heridos en algún momento de nuestras vidas por alguien. Algunos más otros menos, pero en esta vida de exposición constante y de arriesgar el corazón las heridas y traiciones nunca faltan. Algunos de nosotros centramos tanto nuestra atención en nuestros fracasos personales que nunca hemos tratado realmente con el dolor que hemos sufrido a manos de otros. Solo decimos que lo hemos olvidado cuando en realidad acecha como viejo león a la puerta de nuestro corazón. Por otro lado otros centramos demasiado nuestro interés en las formas en que nos han lastimado y tratamos así de justificar nuestras conductas. Ambas maneras de enfrentar problemas del pasado nos dejan con un bagaje emocional que entorpece el progreso de...

Todos hemos sido heridos en al...

Leer Más

palabra segura

Casi al final del libro de Josué, leemos las siguientes palabras: “Y ni una sola de las buena promesas del Señor a favor de Israel dejó de cumplirse,  sino que cada una se cumplió al pie de la letra.” Josué 21:45 ¡Qué hermosa reflexión acerca de la seguridad de las promesas de Dios pero que difícil se nos hace vivir de acuerdo con esta premisa! ¿Verdad? Está claro que Dios no promete a la manera humana. Nuestros compromisos y promesas están condicionados a infinidad de factores internos a nosotros y externos que al fin y al cabo pueden echar por tierra nuestras palabras, pero Dios no, el no miente ni es hombre para que se arrepienta, dice Números 23:19. Descansar en...

Casi al final del libro de Jos...

Leer Más

padres asesinos

Una estadística alarmante nos dice que en las últimas décadas millones de jóvenes han muerto, y lo más trágico es que sus propios padres y madres han sido cómplices de sus muertes. Claro, tú me preguntarás alarmado “¿Cuándo? ¿Dónde? ¿Cómo es posible que los propios padres hayan sido parte del crimen de sus hijos? ¡Qué tragedia! ¡A lo que hemos llegado!...

Una estadística alarmante nos...

Leer Más

paciente artesano

Sus pensamientos le confundían. Ante sus ojos se suscitaban escenas de horror, crimen, injusticia y violencia. ¿Dónde está Jehová, el Dios de nuestros padres?...

Sus pensamientos le confundía...

Leer Más

orgullo disfrazado de humildad

Hay aparentes actitudes de humildad que no son más que la manifestación de un orgullo disfrazado. La humildad es más difícil de practicar de lo que parece. Necesitamos conocer la verdadera pequeñez de nuestras grandezas. Nunca somos tan grandes como cuando nos humillamos, nunca somos tan insignificantes como cuando vanamente nos enorgullecemos. Disfrazamos esa tendencia natural y crónica que data desde tiempos edénicos a creernos más de lo que somos. Lo hacemos con una aparente fachada de humildad cuando en realidad anhelamos prestigio, reconocimiento y aplausos. Cierto día un predicador bajó del escenario y una hermana se le acercó y le dijo. “Lo felicito, pastor, nadie predica como usted”, a lo que el hombre le respondió: “Gracias, Satanás acaba de...

Hay aparentes actitudes de hum...

Leer Más

nuestro valor como personas

Desde pequeños nos han enseñado que nuestro valor como personas es relativo. No valemos por lo que somos sino por lo que hacemos, logramos o tenemos, y esto ha tenido efectos devastadores  que nos dejan una autoestima frágil y vulnerable ante toda experiencia negativa. Esta realidad queda al descubierto en la tediosa frase que temíamos oír de nuestros mayores cuando niños: “Pablito: ¿qué vas a ser cuando seas grande?” Es raro escuchar de un adulto preguntar a un niño: “Y tú ¿qué clase de persona quisieras ser cuando seas grande?”… No, la cosa es hacer, hacer, y hacer. Producir y producir, alcanzar metas, lograr títulos académicos, escalada social, competir, progresar...

Desde pequeños nos han enseñ...

Leer Más

nosotros necesitamos de él

Jonás había sido comisionado por Dios para anunciar arrepentimiento a la malvada Nínive. Esta ciudad pecadora en extremo estaba subyugando al pueblo hebreo del cual procedía el profeta. Pero el compasivo corazón de Dios no guarda rencor y espera que sus hijos tampoco lo hagan. El tema es que este quejoso Jonás se sube a un barco que navega en sentido opuesto a Nínive y así se embarca contrario a la voluntad de Dios. Ingenuamente pensaba que haciendo esto le ataba las manos a Dios que se quedaba sin profeta para cumplir sus “compasiva” misión. Jonás estaba totalmente equivocado. Dios le mostraría a este  hombre que seguirá a adelante con sus proyectos de bendecir a quien Él quiera con su...

Jonás había sido comisionado...

Leer Más