+593 2-247-5563 contacto@labibliadice.org
Arriba

Lugares solitarios

Es interesante destacar una de las tantas disciplinas usadas por Jesús durante su ajetreada vida. Él solía apartarse periódicamente a lugares solitarios para orar, meditar y descansar. Allí radicaba uno de los secretos de la fortaleza de su vida de piedad. Él no era un ermitaño, pero le encontramos en reiteradas ocasiones a solas. Como si disfrutara de eso. Hoy nosotros vivimos rodeados de gente. Parecería que necesitamos sentirnos en compañía. Aunque veas a personas andando solas y hablando solos, notarás los auriculares en sus oídos que le hacen cierta compañía virtual para no sentirse abandonados, o el televisor encendido todo el tiempo, o las cada vez más concurridas redes sociales, que no son otra cosa que una oferta continua...

Es interesante destacar una de...

Leer Más

Creciendo desde adentro

  De entre muchas especies arbóreas se destaca el crecimiento del Bambú Japonés. Esta planta desarrolla muy poco durante los primeros sietes años de vida. Sólo se dedica a fortalecer su sistema de anclaje desarrollando una cabellera radicular abundante. La parte aérea, lo que se ve, crece muy poco o nada, pero esto no es sinónimo de inactividad. Es justamente ese sistema radicular el que le permite al Bambú prepararse para la etapa siguiente. Una vez cumplidos los siete años de vida la planta despierta a un crecimiento vertiginoso que alcanza el increíble récord de 30 metros en tan sólo 30 días. Sí, dije bien, 30 metros en treinta días. ¿Increíble, verdad? El secreto es justamente el tiempo dedicado a desarrollar...

  De entre muchas espe...

Leer Más

Los tres ancianos

Al salir de su casa la mujer vio a tres ancianos de barba blanca sentados en su jardín. “No sé quiénes son”, dijo la mujer, “pero deben tener hambre. Pasen, les daré de comer”. “No podemos ser invitados juntos a entrar en una casa. Debes elegir a uno”, respondieron los tres hombres. “¿Por qué?”, preguntó la mujer, el anciano de barba más blanca dijo: “Su nombre es riqueza”, señalando a uno de ellos; y agregó “el otro se llama éxito, y yo amor. Ahora ve y pregunta a tu marido y decidan a quién invitar”. “¡Qué bueno! Elegiremos riquezas”, dijo el marido, “así no pasaremos más necesidades”. “No”, dijo la mujer “elegiremos éxito. ¡Todos nos admirarán!”. La hijita que estaba...

Al salir de su casa la mujer v...

Leer Más

Trampolín, no hamaca

  Alguien dijo que el pasado debe ser un trampolín que te proyecte, no una hamaca que te columpie. Si quedas meciéndote de un lado al otro de tus recuerdos nunca llegarás a ningún lado. Las escenas acumuladas en el banco de tu memoria son un capital de vida que puede ayudarte para forjar tu futuro o pueden estancarte con sentimientos de derrota que anestesien tus ganas de intentarlo de nuevo dejándote anclado a evocaciones traumáticas. Como un barco moviéndose inútilmente de un lado al otro del muelle, anclado al arenoso fondo, así tu vida pasa anclada en las arenas del pasado e inmóvil en el amarradero de tus recuerdos. Suspiras pensando “si esto o aquello no hubiese pasado, si esto...

  Alguien dijo que el ...

Leer Más

Cambia tu historia

Se llamaba Renato. Alegre, perfil de líder, amiguero. Amaba a Dios y amaba a las personas. Las amaba con ese amor franco, abierto, incondicional que escasea en nuestros días. Pero se fue de este mundo en la flor de su juventud. Lo mataron injusta y cruelmente. ¿Puede valer un celular más que una vida? ¿Puede alguien gatillar un revólver sin pensar que lleva muerte, dolor y desgracia en su cañón?...

Se llamaba Renato. Alegre, per...

Leer Más

Un cerdo no canta

Cada día que pasa somos bombardeados con nuevas soluciones “cosméticas” para nuestros cotidianos problemas existenciales. Me refiero a todas aquellas “soluciones aparentes” que se ofrecen desde los medios masivos de comunicación y la maquinaria propagandista que sólo consiguen emparchar nuestras ajetreadas vidas. Religión, moralidad, momentos de placer (inclusive los prohibidos), apariencia estética, moda y tecnología, son esas soluciones cosméticas a las que me refería al comienzo. Si coincidimos en que son problemas existenciales (y de hecho lo son), entonces debemos remitirnos al responsable de nuestra existencia, a nuestro Creador, a Dios. Cuando comenzamos a cultivar una relación nueva, intensa, fresca e interior con Él, dejaremos paulatinamente esos parches de lado y veremos todo nuestro ser transformado. Pero debemos comenzar por...

Cada día que pasa somos bomba...

Leer Más

El pretexto y el problema

Vivimos metidos en problemas por el simple hecho de que somos, todas las personas, un problema potencial constante. Aquel que diga que nunca se ha metido o que nunca fue causante de alguna especie de problema miente tácitamente. Aunque esto parezca un defecto de fábrica, en realidad no debiera alarmarnos. Todo problema, diferencia o desacuerdo entre dos personas enriquece si es tratado con madurez y con altura. Entre tantos principios prácticos que arrojarían luz sobre el tema quiero destacar uno que para mí ha sido y es fundamental para transitar las crisis de relación. Es el hecho de considerar que, mayormente el problema en cuestión no es en sí el verdadero problema. Si esperamos atravesar y salir de pie cada...

Vivimos metidos en problemas p...

Leer Más

Mismo barro diferente molde

Todos los hombres fuimos construidos del mismo barro pero con diferentes moldes. Lo vemos claramente en el relato de la creación narrado en el Génesis. Dios tomó polvo de la tierra y formó al hombre a su imagen, semejante a Él. Pero no formó a todos iguales, no clonó, creó. Él quiso que fuésemos diferentes. Considera: tu información cromosómica es única, los latidos de tu corazón tienen un ritmo único, el iris de tus ojos posee un diagrama tan único que es usado por las técnicas más sofisticadas de control de identidad, tus huellas dactilares son únicas, en miles de millones de personas que habitaron este planeta durante casi 10 mil años de historia humana, nunca hubo ni habrá jamás...

Todos los hombres fuimos const...

Leer Más

Sonríe

Reconozcamos que estamos envejeciendo tristes y arrugados. Hoy es extraño ver a alguien que se ría a carcajadas en público. Hasta parecería que reír pasó de moda, que es anticuado, que es un síntoma de debilidad. Los serios, en cambio, aquellos que guardan una postura erguida siempre y nunca sonríen, esos deben ser personas importantes, distinguidas. ¡Nada de eso! Reír es hermoso (y hasta saludable). Más de 300 músculos se activan cuando tú sonríes. Anima, contagia, sana, hace olvidar, te da nuevas fuerzas. Pero hoy necesitamos que un cartel a la entrada de sitios públicos nos diga: “Sonría, lo estamos filmando”. Y si no me ven ¿sonrío igual? Padres gruñones, maestros amargados, abuelos enojados, patrones con mal genio, insultos desde...

Reconozcamos que estamos envej...

Leer Más

Pateando la colmena

Conseguir de una persona lo que esperamos al invertir tiempo en ella es todo un desafío. Pasamos gran parte de nuestras horas dedicados a alguien que no responde como esperábamos y llegamos a dudar si alguna vez comprenderá. Jesús lo experimentó vívidamente en sus seguidores. A horas no más de ser arrestado, muerto y sepultado, ellos discutían entre sí quién era el más importante. Creo que fueron más las veces que tuvo que soportarlos que las que disfrutó de ellos. En nuestro caso puede ser por la dureza del corazón de los que comparten nuestras vidas, llámese hijos, cónyuge, compañeros de trabajo ministerio, etc. Pero, también puede ser por la dureza del corazón nuestro que sólo exige y exige, obliga,...

Conseguir de una persona lo qu...

Leer Más