+593 2-247-5563 contacto@labibliadice.org
Arriba

Abre tu puño

En nuestro diario andar experimentamos variadas situaciones incomprensibles. Muchas veces son esas situaciones las que provocan en nuestro corazón sentimientos de temor por considerarnos abandonados y desprotegidos de parte de Dios. En ese estado de enojo culpamos a Dios y a las personas por inconvenientes que, en la mayoría de los casos, son consecuencias de malas decisiones personales. Actuamos de manera enajenada de Dios, nos metemos en problemas, sufrimos el daño y levantamos nuestro puño al cielo exclamando: “Dios ¿Por qué me has hecho esto?” Y Dios nos mira con pena desde su trono y pareciera respondernos: “Si me hubieras escuchado cuando te lo advertí…” No en vano dice Él en su Palabra “El prudente ve el mal y se...

En nuestro diario andar experi...

Leer Más

resistencia al cambio

Desde que nacemos entramos en un incansable proceso de construir aquellos significados desde donde vamos a mirar el mundo que nos rodea. Muchas veces todo este sistema de creencias por más insignificantes que parezcan, definen lo que hacemos, lo que esperamos y proyectamos y cómo decodificamos el universo. En síntesis la “Visión” que tenemos de nosotros mismos gobierna y condiciona nuestra vida. El riesgo es quedar  “atrapados” en una forma de pensar que resista a todo cambio aunque vivamos experiencias nuevas que nos obliguen (por así decirlo) a revisar nuestras certezas porque quizá las que tenemos ya no sirvan para dar respuestas a lo nuevo. En las décadas del 80 y de los 90 los cambios fueron vertiginosos en muchos...

Desde que nacemos entramos en ...

Leer Más

por el gozo puesto delante de él

La famosa carrera de Maratón hace referencia al acto heroico en el cual Domedrión, general ateniense, corrió 42 kilómetros para dar la noticia al Gran Alejandro Magno sobre la victoria del ejército heleno en dicha ciudad: Marathon. Cuando los atletas griegos se disponían a correr la Maratón cada año lo hacían  conmemorando aquel suceso y a aquel soldado. De alguna manera cada competidor era poseído por ese espíritu de héroe y sólo pensaba en llegar primero. Sumado a este estímulo interior había otro externo que era el observar al podio, el estrado, los laureles, la corona que, intencionalmente, se ponía en el miso lugar de la partida. También hoy, en las carreras modernas, muchas veces el lugar de la largada...

La famosa carrera de Maratón ...

Leer Más

piedad superficial

Prometemos lealtad en todos los ámbitos de nuestra vida. A veces incondicional y perpetua (como los votos maritales), otras condicionadas y cotidianas como mi compromiso laboral diario o mis obligaciones familiares. Algunos se esfuerzan por cumplirlas con responsabilidad  haciendo honor a sus palabras, otros viven vidas displicentes e irresponsables faltando a sus obligaciones y rompiendo sus votos a cada paso.  Esto es trágico, pero mucho más trágico se torna aun cuando esas promesas incumplidas van direccionadas a Dios. El texto arriba citado es tajante al respecto: “Vuestra lealtad es como nube matinal, y como el rocío de la madrugada, que se desvanece.” Son palabras de Dios y se pueden oír con cierto dejo de tristeza y melancolía. Como si Dios...

Prometemos lealtad en todos lo...

Leer Más

permanecer de pie

Los árboles se quiebran como palillos de dientes o vuelan hacia arriba, arrancados de la tierra. Techos enteros navegan a la deriva, automóviles dan volteretas como si fueran juguetes, paredes se derrumban y una montaña de agua salta desde la playa y sepulta la tierra. Un huracán corta y hace pedazos, y sólo los cimientos sólidos sobreviven a su furia incontrolable. Pero esos cimientos pueden usarse para la reconstrucción después de la tormenta. Para cualquier edificio, los cimientos son críticos. Deben ser lo suficientemente profundos y sólidos para soportar el peso del edificio y otras presiones. Las vidas son como los edificios, y la calidad de sus cimientos determinará la calidad del resto. Con demasiada frecuencia se usan materiales de...

Los árboles se quiebran como ...

Leer Más

pecadores perdonados

Todos hemos sido heridos en algún momento de nuestras vidas por alguien. Algunos más otros menos, pero en esta vida de exposición constante y de arriesgar el corazón las heridas y traiciones nunca faltan. Algunos de nosotros centramos tanto nuestra atención en nuestros fracasos personales que nunca hemos tratado realmente con el dolor que hemos sufrido a manos de otros. Solo decimos que lo hemos olvidado cuando en realidad acecha como viejo león a la puerta de nuestro corazón. Por otro lado otros centramos demasiado nuestro interés en las formas en que nos han lastimado y tratamos así de justificar nuestras conductas. Ambas maneras de enfrentar problemas del pasado nos dejan con un bagaje emocional que entorpece el progreso de...

Todos hemos sido heridos en al...

Leer Más

palabra segura

Casi al final del libro de Josué, leemos las siguientes palabras: “Y ni una sola de las buena promesas del Señor a favor de Israel dejó de cumplirse,  sino que cada una se cumplió al pie de la letra.” Josué 21:45 ¡Qué hermosa reflexión acerca de la seguridad de las promesas de Dios pero que difícil se nos hace vivir de acuerdo con esta premisa! ¿Verdad? Está claro que Dios no promete a la manera humana. Nuestros compromisos y promesas están condicionados a infinidad de factores internos a nosotros y externos que al fin y al cabo pueden echar por tierra nuestras palabras, pero Dios no, el no miente ni es hombre para que se arrepienta, dice Números 23:19. Descansar en...

Casi al final del libro de Jos...

Leer Más

padres asesinos

Una estadística alarmante nos dice que en las últimas décadas millones de jóvenes han muerto, y lo más trágico es que sus propios padres y madres han sido cómplices de sus muertes. Claro, tú me preguntarás alarmado “¿Cuándo? ¿Dónde? ¿Cómo es posible que los propios padres hayan sido parte del crimen de sus hijos? ¡Qué tragedia! ¡A lo que hemos llegado!...

Una estadística alarmante nos...

Leer Más

paciente artesano

Sus pensamientos le confundían. Ante sus ojos se suscitaban escenas de horror, crimen, injusticia y violencia. ¿Dónde está Jehová, el Dios de nuestros padres?...

Sus pensamientos le confundía...

Leer Más