+593 2-247-5563 contacto@labibliadice.org
Arriba

¡Tiene sentido la vida!

Muchas personas llegan a un punto en la vida donde no saben ni cómo ni hacia dónde ir, y quedan presas de la confusión y del desánimo. ¿Las causas? pueden ser muchas, algunas, o pocas. No es cuestión de cantidad, sino cuestión de enfoque. Frases como: “No puedo más”. “Hago las cosas solo porque tengo que hacerlas”; o lo que es peor: “Mi vida ya no tiene sentido”. ¿Las oíste alguna vez? ¿Está siendo hoy también tu discurso?...

Muchas personas llegan a un pu...

Leer Más

¿Tanto te enojas?

Demora toda una vida llegar al punto de que tu corazón lata al ritmo que late el corazón de Dios. Tal vez nunca te lo preguntaste, pero deberías hacerlo. ¿Qué cosas le ofenden a Dios y que cosas le agradan?...

Demora toda una vida llegar al...

Leer Más

Su amor, no el mío

El capítulo 21 del evangelio según San Juan sigue siendo un capítulo sorprendente. La lección que Jesús quiso enseñarle al apóstol Pedro deprimido, por su propia debilidad humana, quizás es la siguiente: “No regules tu vida basándote en el amor que me tienes a mí, porque por más que me prometiste fidelidad incondicional me negaste tres veces”. Tal vez por eso tres veces le preguntó si le amaba, porque le estaba pidiendo un ajuste con su amor. Le estaba pidiendo que se enfrente cara a cara con la medida de su amor, que ajuste su enfoque para que vea que el amor que tenemos por el Señor es un amor sujeto a nuestra humana debilidad. Más bien le estaba diciendo...

El capítulo 21 del evangelio ...

Leer Más

Somos los invitados

El propósito eterno de Dios a través de las edades es el de restaurar lo que fue dañado por el pecado. La historia del hombre comienza presentando un mundo ideal, un mundo de ensueños, casi de película, ¡Mejor que cualquier mundo de película! Hasta que aparece el primer “pero” de la Biblia. Capítulo 3:1, “Pero la serpiente era astuta…” A partir de entonces todo se arruinó. El cielo, donde comenzó el pecado, los ángeles, muchos de ellos arrastrados y engañados, el corazón del hombre, el matrimonio, los hijos, la naturaleza, todo. Pero Dios, que es rico en misericordia, por su gran amor con que no amó, se puso como meta restaurar o reconciliar todas las cosas, tanto las que están...

El propósito eterno de Dios a...

Leer Más

¿Paz de Dios?

En mi labor de consejero espiritual, cuando confronto a alguien por su conducta, muchas veces me he encontrado con un argumento como el siguiente: “Pero, yo tengo paz de Dios en lo que estoy haciendo, así que lo seguiré haciendo de todos modos”. A lo que yo le respondo: “También Jonás tuvo tanta paz en el barco que hasta se durmió. Sin embargo estaba desobedeciendo tácitamente su voluntad”. No debes confundir “Paz de Dios” con “falsa ilusión de seguridad”. El pecado reiterado, abrazado y no confesado, o confesado livianamente (que da igual), produce en nosotros cierto adormecimiento espiritual donde la conciencia se va silenciando, así llegamos a asumir ese silencio de nuestras conciencias como aprobación de parte de Dios, cuando...

En mi labor de consejero espir...

Leer Más

Oportunidades perdidas

Alguien dijo con acierto que muchas veces los regalos de Dios vienen envueltos en papel periódico. ¡Qué gran verdad! Es en este contexto que el Señor anima en Mateo 7:7 a pedir, llamar, buscar, sin perder las esperanzas, porque aunque a ti te parezca que esto que te está sucediendo no te conviene, puede ser enviado por Dios con un propósito sublime y eterno, que va mucho más allá de tu comprensión. Muchas veces, las cosas que más nos irritan en nuestro diario andar son enviadas por Dios para moldearnos y fortalecernos, para capacitarnos para lo que aún resta de nuestro peregrinar por este mundo. Si perdemos la calma y tratamos de espantar de nuestra vista todo aquello que no...

Alguien dijo con acierto que m...

Leer Más

Nuevas oportunidades

¿Llegaste alguna vez a ese punto en tu vida en el que tus sueños tan “Soñados” se desmoronaron? O ¿Estás en un momento donde te has cansado de frustraciones y fracasos?...

¿Llegaste alguna vez a ese pu...

Leer Más

Miedo al ridículo

El miedo a hacer el ridículo es una patología de la conducta humana que experimentamos a medida que crecemos. Este temor se mantiene de forma más o menos presente y se acentúa. Principalmente durante los momentos previos a una reunión social o un acto en el que piensas que vas a estar sometido a la observación de otros con los que no tienes suficiente confianza: una conferencia, un examen oral, una recepción, una boda, etc., pueden ser situaciones en las que se teme hacer el ridículo, especialmente si tienen algo de nuevo, ya que entonces, estas personas se encuentran incapaces de prever lo que puede suceder y no se pueden tranquilizar pensando que anteriormente tampoco salieron airosos de situaciones similares....

El miedo a hacer el ridículo ...

Leer Más

Mejor es dar

Muchas veces Dios nos quita cosas para luego devolverlas. Y no es que Dios sea sádico o juegue con nuestras emociones, lo hace para que actualicemos nuestra escala de valores y para que identifiquemos qué cosas nos están atando con lo temporal o qué cosas están compitiendo con su señorío. Así fue el caso con Abraham, a quién le dio el hijo de la promesa nada más y nada menos que a los cien años de edad y con una esposa estéril, para pedírselo luego a los 17 años, para que lo entregue en sacrificio en el monte Moriah, en donde , en sentido figurado, lo entregó. ¿Sería que Abraham estaba comenzando a amar más a la promesa de Dios...

Muchas veces Dios nos quita co...

Leer Más

Mal genio

El mal genio es una debilidad que conduce al empleo de la violencia. La conclusión lógica es que si vivimos en una sociedad violenta debe ser porque estamos de mal genio, ¿verdad? La ira del hombre es una manifestación peligrosa de su estado emocional que puede dominar al que está enfurecido y puede afectar a todos los que le rodean. Existen niños que manifiestan ira gritándole a sus compañeros, o aún a sus padres. Los padres pierden el control con sus hijos, el esposo tiene actitudes violentas con su cónyuge. El empleado se queja de los maltratos de sus jefes, los políticos gritan en los parlamentos. ¿Por qué nos volvimos tan violentos? Las cárceles están repletas de personas que, en...

El mal genio es una debilidad ...

Leer Más