+593 2-247-5563 contacto@labibliadice.org
Arriba

Roles cambiados

De pequeños, nuestras maestras de la clase bíblica para niños nos mostraban la tan conocida lámina a colores donde Eva, la primera mujer, comía del árbol prohibido por Dios en el jardín del Edén. ¿Y Adán?, preguntábamos intrigados. “Bueno, estaba por ahí, trabajando en el jardín. Y Satanás aprovechó la oportunidad para hablar con Eva a solas y convencerla a que desobedeciera”… Pregunto: ¿en qué lugar dice la Biblia que Eva estaba sola?...

De pequeños, nuestras maestra...

Leer Más

Lo que el viento se llevó

Sobre el techo de mi casa observo el pasado, exactamente cien años atrás. Por si lo pensaste, no estoy loco, ni el hecho de escribir más de 3000 reflexiones de vida en todas estas “Pausas” me ha hecho perder la razón, (creo). Me estoy refiriendo a la ceniza volcánica del Cotopaxi. Una mole de seis mil metros de altura en los Andes ecuatorianos que acaba de entrar en actividad. Dicen los vulcanólogos que un “tapón” de ceniza de varios kilómetros  obstruye su cráter hacia abajo, hacia el interior de la cámara de magma. Esta, hace presión y expulsa ese tapón poco a poco, hasta que ya no tenga el peso necesario para detener semejante fuerza y erupciona. La ceniza que...

Sobre el techo de mi casa obse...

Leer Más

Metiendo la mano en la basura

A diario observamos en el suelo, en la calle, la vereda, o hasta en algún basurero, cosas que en algún momento tuvieron valor pero hoy ya no. El paso del tiempo o de la moda, algún accidente que lo dañó, no sé, ya no sirven. Un libro, por ejemplo. ¿Quién no ha visto dentro algún canasto de la basura, andando por la calle, un viejo, sucio y descolorido libro? Ya sin su tapa, sus hojas dobladas por la humedad, alguna hoja comida por las cucarachas… ¿Lo levantarías? ¿Meterías tu mano entre la basura para rescatarlo? ¡Obvio que no! Pues yo tampoco, te lo aseguro. A no ser qué… A no ser que sea un ejemplar de “Una Pausa en tu...

A diario observamos en el suel...

Leer Más

El Dueño de mi futuro

¿Cómo podemos saber lo que nos conviene y lo que no? En el sentido más estricto de la palabra creo que es imposible. Al no ser dueños del futuro, los seres humanos nos vemos resignados a la concepción del tiempo. Obvio que podemos planificar (y de hecho es de sabios hacerlo), y de alguna manera prevenir ciertos sucesos. Pero aún en esos casos estamos sujetos a imprevistos, calamidades e infortunios desconocidos y ajenos para nuestra limitada voluntad humana. Así llegamos al punto de reconocer que somos dependientes de un designio mayor que gobierna nuestras vidas. La muchacha, por ejemplo, insiste ante Dios en sus oraciones por un esposo para el resto de sus días, Dios no se lo da. Se...

¿Cómo podemos saber lo que n...

Leer Más

La peor de las religiones

La autoestima es esta valoración que cada uno tiene de sí mismo. No es innata ni se hereda genéticamente  sino que se construye en un proceso continuo de interrogación del mundo exterior. Por eso lo social influye constitutivamente en la construcción de esta visión que tenemos de nosotros mismos. “La autoestima es una experiencia  íntima es lo que pienso y lo que siento sobre mí mismo”. (Luis Hornstein). Cuando es óptima, abre posibilidades en las relaciones pero cuando no está por ese nivel óptimo, sino que va hacia abajo o hacia arriba, genera molestia y sufrimiento. Cuando Dios creó al hombre, lo hizo a imagen y semejanza de Él, pero la caída colapsó esa visión perfecta, y el deseo de ser...

La autoestima es esta valoraci...

Leer Más

Golpeando al aire

Dicen los expertos en boxeo que una de las causas principales por la que se pierde una pelea de box, no es tanto la aptitud física, la velocidad de las piernas, ni la fuerza del impacto, sino el hecho de dar más golpes al aire que al cuerpo del rival. Errar al blanco reiteradas veces desgasta. Estos expertos dicen que la fatiga de los músculos de los brazos se produce tanto por impactar como por fallar. El movimiento es el mismo y, al no asestar el golpe, todo el cuerpo debe realizar un trabajo extra para recuperar la posición ideal, cosa que no hubiese sucedido si habría dado donde debía. También en la vida (que no se diferencia mucho de un...

Dicen los expertos en boxeo qu...

Leer Más

Eres especial 

Cuenta una parábola que dos hermosas piedras azules brillaban en el lecho de un río de montaña y soñaban ambas con ser recogidas algún día, para lucir orgullosas en la corona real de alguna reina, o adornar el collar de alguna princesa, o el anillo de un rey. El día llegó, y aquellas piedras fueron recogidas, es que eran hermosas. El destino que les esperaba era muy diferente del que ellas creían. Una mano tosca las tomó, las hundió en cemento, y a partir de aquel entonces comenzaron a formar parte de una pared junto con otras piedras. ¡Qué inútil se sentían aprisionadas en ese muro! De alguna manera, entablaron amistad con un fino hilo de agua que filtraba dentro...

Cuenta una parábola que dos h...

Leer Más

Emociones que matan

Dios trata explícitamente con la amargura, el rencor y el resentimiento, y no aprueba  un corazón que se resiste a perdonar y que, en cambio, acrecienta la sed de venganza y odio contra alguien o contra alguna circunstancia, por más injusta que hubiere sido. En el libro de Números capítulo 16 se cuenta las consecuencias que tuvo un pueblo entero ante el resentimiento sostenido por la familia  de un tal Coré. Este guardó, por mucho tiempo, amargura contra Moisés y Aarón, por ser ellos los elegidos por Dios para oficiar el sacerdocio y el liderazgo del pueblo. Cierto  día intentaron un levantamiento  contra  el orden establecido, involucrando y convenciendo a miles de personas. Esto provocó la ira de Dios y...

Dios trata explícitamente con...

Leer Más

El veneno de la egolatría

  Si algunas de las emociones que voy a mencionarte están haciendo raíz en tu corazón, debes comenzar a preocuparte. Considera. 1) Tener obsesivo interés de sí mismo. 2) Padecer un déficit en la percepción de los demás, una dificultad para identificarse con otras personas. Luego,  terminar solos y aislados. 3) Baja tolerancia a la frustración. 4) No aceptar criticas 5) Necesito mostrarme todo el tiempo 6) Percibir a los demás en función de la utilidad que pueden darme 7) Se muestran poco vulnerables 8) Se mueven en el TODO- NADA 9) Son personas que luchan por destacarse, dominar, hacerse admirar 10) La imagen reluce, pero a la vez es débil, porque cuando algo se presenta como amenazante a ese brillo,...

  Si algunas de las em...

Leer Más

El precio de ser vencedor

Este domingo transitaba por la “Avenida Mitad del Mundo”, en el sector norte de Quito, Ecuador, cuando me crucé con una extensa caravana  de atletas que corrían una de las tantas maratones que se realizan en el transcurso del año en esta bella capital andina. Parecería incongruente que, en una ciudad asentada a más de 2500 mts. de altura sobre el nivel del mar, donde el oxígeno escasea tanto, se practiquen estos desafíos extremos, donde la capacidad pulmonar y el suministro de oxígeno es esencial. Pero a mayor desafío más ganas de aceptarlo, ¿verdad? Un grupo de centenares de corredores avanzaban juntos, casi tropezando unos con otros. Eran “los del montón”, los que corren como todos corren. (Los que no...

Este domingo transitaba por la...

Leer Más